Asturias

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa de Asturias


Ver mapa más grande



Asturias

Comunidad autónoma de España, cuya capital es la ciudad de Oviedo.

Su superficie ocupa 10.564,28 kilómetros cuadrados, correspondiendo a un 2,09 % del territorio de España. Su población oscila en el millón de habitantes. Los límites de Asturias son: Al norte el mar cantábrico (300 Km. de costa) al sur, separado por la cordillera cantábrica, se encuentra León. Al este el límite también es establecido por la cordillera cantábrica, encontrándonos con Cantabria y al oeste, separados por la ría del Eo, se encuentra Galicia.

Las principales poblaciones de Asturias se encuentran en la zona central, tanto en la costa como en el interior, en la cuenca minera. Gijón es la ciudad más poblada, con 275.000 habitantes, seguida de Oviedo, con 215.000 y de Avilés, con 83.000. También destacan los municipios de Siero (50.000), Langreo (46.000) y Mieres (45.000).

Geografía

El relieve asturiano presenta una accidentada orografía que pasa de las cotas de más 2000 metros de altitud en los Picos de Europa hasta el nivel mar y compuesta con materiales antiguos, precámbricos, paleozoicos y mesozoicos o terciarios. Las cordilleras y elevaciones son consecuencia de las orogénesis herciniana y alpina, junto con los accidentes de erosión y las glaciaciones posteriores. La anchura media de norte a sur viene a ser de entre 70 y 80 Km. en el centro del territorio, y de unos 20 kilómetros en el extremo este (Llanes).

Geológicamente hablando, Asturias pertenece al macizo Ibérico, encontrándose situada en la vertiente oceánica de la cordillera Cantábrica

Historia

Se supone que el nombre de Asturias proviene de la etnia de los Astures, primitivos habitantes de las orillas del Río Astura (hoy Río Esla) hasta la dominación romana. El nombre de Astures englobaba no sólo a los de la Meseta (Cismontanos) sino también a los del norte (Transmontanos). La conquista romana entre 29 y 19 antes de nuestra era supuso la introducción de elementos civilizadores clave como la minería, que decayó entre los siglos II-III d.C., las villas como Gijón y un asentamiento previo al actual Oviedo, así como las comunicaciones representadas por las calzadas romanas.

En tiempos visigodos, tras la hitación de Wamba en el año 676, se hablaba comúnmente de tres Asturias: las Asturias de Oviedo, situadas entre el río Eo y el concejo de Ribadesella, las Asturias de Santillana, que seguían a las anteriores y llegaban hasta la ciudad de Santander, y las Asturias de Laredo, que abarcaban al resto de lo que hoy es Cantabria. Esta división provincial no tenía efectos de una independencia política, ni siquiera con la invasión musulmana que llevó a los visigodos a las Asturias, ni mucho menos con la jefatura de Pelayo. De hecho, las Crónicas no hablan de Reino de Asturias, sino del reino perteneciente a los Reyes Godos ovetenses, esto es, los Reyes de Oviedo, ciudad que ostentó la capitalidad del reino desde que Alfonso II la instituyó en el 812, hasta su traslado a León en el 908 por obra de Alfonso III.

No sería hasta el año 1388, con las luchas de sucesión de los Trastámara y la aspiración del Duque de Lancaster al trono castellano, cuando Juan II funda el Principado de las Asturias de Oviedo como título del heredero a la corona española, en recuerdo no de una Asturias primigenia sino de la capitalidad que ostentó Oviedo en la alta Edad Media. Aún perdura en el nombre la división de Wamba, centrada en el territorio Ovetao. La Junta General del Principado de Asturias tampoco tenía la cualidad de ser una institución autónoma de gobierno, siendo tutelada primero por la Chancillería de Valladolid y desde el año 1711 por la Real Audiencia de Asturias.

Las Cortes de 1821 adoptaron una resolución, confirmada a partir del año 1833, con la caída del Antiguo Régimen y la división provincial realizada por Javier de Burgos, que hace que ya no se hable más del Principado de Asturias y sí de la Provincia de Oviedo, en referencia a su capital y ciudad más emblemática, cuyo órgano de gobierno será la Diputación provincial de Oviedo. Esta situación permanecerá inalterada hasta que, dentro del régimen constitucional de 1978, la provincia adopta el nombre del título del heredero a la corona con el Estatuto de Autonomía aprobado en 1981. La provincia pasa entonces a denominarse Comunidad Autónoma del Principado de Asturias y la anterior Diputación Provincial adopta el nombre de Junta General del Principado de Asturias. Por el citado estatuto, Oviedo sigue manteniendo su capitalidad y la comunidad se divide en 78 concejos o municipios:

1. Allande 2. Aller 3. Amieva 4. Avilés 5. Belmonte de Miranda 6. Bimenes 7. Boal 8. Cabrales 9. Cabranes 10. Candamo 11. Cangas del Narcea 12. Cangas de Onís 13. Caravia 14. Carreño 15. Caso 16. Castrillón 17. Castropol 18. Coaña 19. Colunga 20. Corvera de Asturias 21. Cudillero 22. Degaña 23. Franco, El 24. Gijón 25. Gozón 26. Grado 27. Grandas de Salime 28. Ibias 29. Illano 30. Illas 31. Langreo 32. Laviana 33. Lena 34. Valdés [Luarca] 35. Llanera 36. Llanes 37. Mieres 38. Morcín 39. Muros de Nalón 40. Nava 41. Navia 42. Noreña 43. Onís 44. Oviedo 45. Parres 46. Peñamellera Alta 47. Peñamellera Baja 48. Pesoz 49. Piloña 50. Ponga 51. Pravia 52. Proaza 53. Quirós 54. Regueras, Las 55. Ribadedeva 56. Ribadesella 57. Ribera de Arriba 58. Riosa 59. Salas 60. San Martín del Rey Aurelio 61. San Martín de Oscos 62. Santa Eulalia de Oscos 63. San Tirso de Abres 64. Santo Adriano 65. Sariego 66. Siero 67. Sobrescobio 68. Somiedo 69. Soto del Barco 70. Tapia de Casariego 71. Taramundi 72. Teverga 73. Tineo 74. Vegadeo 75. Villanueva de Oscos 76. Villaviciosa 77. Villayón 78. Yernes y Tameza

Bibliografía