Gijón

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa de Gijón


Ver mapa más grande



Gijón

Estatua del Emperador Octavio Augusto. José Antonio Cabo
Estatua del Rey Pelayo. José Antonio Cabo
gospain.about.com
Ayuntamiento de Gijón. José Antonio Cabo
Iglesia de San Pedro, patrono de Gijón, obra del arquitecto Federico Somolinos. José Antonio Cabo
Palacio de Revillagigedo. José Antonio Cabo
Elogio del horizonte, de Eduardo Chillida. José Antonio Cabo

Municipio y concejo de Asturias (España). Limita al norte con el Mar Cantábrico, al sur, con Llanera y Siero; al este, con Villaviciosa y al oeste, con Carreño, Corvera y Llanera. Incluye a unos 270.000 habitantes en su territorio. Tiene el título de villa. Concejo eminentemente industrial hasta fecha reciente, durante los últimos años la crisis de la siderurgia y el sector naval ha provocado su reconversión en un importante centro turístico, universitario y de servicios.

En el concejo se encuentran las siguientes parroquias: Serín, Tacones, Fresno, Poago, Veriña, Jove, Gijón, Somió, Cabueñes, Deva, Caldones, Baldornón, Fano, Lavandera, Huerces, Leorio, La Pedrera, Ruedes, Cenero, Porceyo, Tremañes, Roces, Granda, Bernueces, Vega y Santurio.

Historia

Edad Antigua

Las descripciones que sobre la situación de Noega (la ciudad más importante de la costa astúrica en época del imperio romano) aportan historiadores como Estrabón, Plinio o Ptolomeo, llevan a apuntar a algunos autores admiten la posibilidad de identificar dicho puerto con el Gijón actual. Parece ser que Gijón es la Gijia mencionada por Ptolomeo.

En el promontorio de Torres, Sexto Apuleyo puso un Ara Sextiana al terminar la guerra con los astures. En los alrededores se han hallado monedas, objetos e inscripciones que indican que se consideró Gijón como colonia patricia.

La IV Legión Macedónica se estableció en el cerro de Santa Catalina, lo que prueba que en esta zona hubo un numeroso núcleo de población con riqueza natural y buenas comunicaciones terrestres. De aquel asentamiento primitivo aún perduran restos importantes en zonas como Jove y La Calzada.

Cerca de la Playa de San Lorenzo existen unas termas romanas que dan cuenta de la importancia de la población allí establecida.

Edad Media

El emir Muza estuvo instalado en Gijón. Alfonso III resistió en el puerto de Gijón el desembarco de normandos. Durante la monarquía ovetense existen abundantes documentos de donaciones de iglesias y posesiones en Gijón, que ya en el siglo XIII tenía fuero de puebla.

En el siglo XIV Gijón es gobernado por Rodrigo Álvarez de Asturias, tutor del hijo bastardo de Alfonso XI y que subiría al trono como Enrique II. El Rey cedió a su hijo Alfonso Enríquez los condados de Gijón y Noreña y éste se rebeló en 1379, tras haber fallecido su padre, contra su hermano el rey Juan I, haciéndose fuerte en Gijón. Tras su derrota el rey mandó derribar la cerca y fortaleza de la ciudad Alfonso Enríquez volvió a rebelarse, esta vez contra su sobrino Enrique III, que confiscó todos sus bienes, entregando el condado de Noreña a la Iglesia de Oviedo. Tras el cerco a Gijón Alfonso Enríquez huyó a Francia. Su esposa Isabel, a la que encomendó la ciudad, la abandonó tras haberla incendiado en 1395. En 1400 se inicia la repoblación de la villa y Gijón recupera sus privilegios. Los Reyes Católicos en 1480 conceden autorización para la construcción de su puerto y algunos documentos de la época se refieren al funcionamiento de astilleros.

Edad Moderna

En 1640 Felipe IV acepta el proyecto de convertir Gijón en plaza de guerra, aunque no llegó a realizarse. En 1703 el cerro de Santa Catalina estaba dotado de artillería y a finales del siglo XVIII Gijón era capital marítima de la provincia. En 1794 Gijón ya tiene definido su carácter industrial y comercial, que la caracterizarán durante los dos siglos siguientes.

En Gijón nació Jovellanos, que durante su vida fue un gran promotor de su villa natal al que se le atribuye el inicio del desarrollo de la villa.

Edad Contemporánea

La siderurgia ha sido la principal industria de Gijón desde finales del siglo XIX. La creación de Uninsa en 1971 a partir de la fusión de las fábricas de Moreda y Mieres y la unión con Ensidesa, le dan una solidez al sector importante. Posteriormente se fusionará con Altos Hornos de Vizcaya en Aceralia. Con la crisis siderúrgica, se integra a finales del siglo XX en el grupo europeo Arcelor junto a la luxemburguesa Arbed y la francesa Usinor.

La construcción del puerto del Musel, a principios de siglo XX incidió notablemente en el desarrollo industrial de la ciudad. El «Santos», primer trasatlántico que tomó carga en este puerto, perteneciente a la Compañía Hamburguesa, lo hizo el 18 de octubre de 1910.

Las últimas décadas del siglo XX suponen una crisis industrial que afectó tanto a la siderúrgica y al sector naval. La economía gijonesa, a causa del suceso, se ha reconvertido, aprovechando el sector servicios con nuevas playas, parques, ensanchamiento de zonas urbanísticas y creación del campus universitario.

A principios del siglo XX, la Playa de San Lorenzo se convirtió en un fuerte reclamo turístico, con el fenómeno de los «botijistas».

Instalaciones Culturales

Bibliografía