Belmonte de Miranda

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Concejo del Principado de Asturias.

Limita al Norte con Salas, al Sur con Somiedo, al Este con Grado y al Oeste con Tineo.

Su orografía es accidentada por el las zonas sur y sureste y algo más suave en la parte norte.

Hay restos de actividades mineras romanas, particularmente en Begega y de Brueba a Valle.

Se conservan documentos de los últimos años del Reino de Oviedo que hacen mención directa a donaciones de zonas de este territorio a la Iglesia de Oviedo.

Un episodio destacado de su historia fue la fundación a un kilómetro de Belmonte del Monasterio de Lapideum, entregado a la Orden del Císter, por parte del conde de Tineo Pedro Alfonso y su mujer María Froilaz. Merced a las continuas donaciones de los reyes y los condes las obras de la iglesia finalizan en 1187 quedando consagrado el templo bajo la advocación de Santa María.

En el año 1567 Felipe II trató de incorporar a la Corona el Coto abadengo de Belmonte, encontrándose con la oposición del abad quien argüía que si se les privaba de sus siervos serían blanco fácil para salteadores. El Rey renuncia finalmente a sus pretensiones mientras que la influencia del monasterio crece hasta el punto de que los vecinos debían contar con la aprobación del abad para poder contraer matrimonio.

En el siglo XVIII el complejo monacal fue reformado en su totalidad y en ese mismo siglo, en 1792, hizo en él profesión como miembro de la Orden de Alcántara Gaspar Melchor de Jovellanos.

En 1827 Belmonte pierde su condición de territorio abadengo quedando incorporado al concejo de Miranda, convirtiéndose en 1843 en capital de este concejo.

Entre sus hijos merece destacarse el Cardenal Álvaro Cienfuegos.

Bibliografía