Oviedo y los Ovetenses

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ficha bibliográfica de Oviedo y los Ovetenses
Tdo011.jpg

Título: Oviedo y los Ovetenses


Autor: Evaristo Arce


Primera edición: 1977


Editorial: Ayalga Ediciones


Materia: Oviedo


ISBN: 84-7411-022-X


Notas: 266 páginas

Obra perteneciente a la Colección Popular Asturiana, con el número 22, escrita por Evaristo Arce. Consta de 266 páginas.

En Oviedo y los ovetenses se tratan diferentes aspectos de la ciudad de Oviedo, desde su aparición en la letra impresa hasta sus personajes más típicos.

Capítulo 1: Y en el principio fue el verbo Evaristo Arce repasa las principales obras en las que Oviedo sale nombrada y citada, desde los cronicones y las Ordenanzas de Hernando de Vega, pasando por todas las menciones de interés, hasta llegar a los grandes literatos del XIX y los escritores del XX, poniendo el cólofon al capítulo las citas de autores como Juan Cueto o Emilio Alarcos.

Capítulo 2: Ovetenses por la Gracia de Dios. El segundo capítulo pretende dar una definición de los ovetenses en función de su apego a ciudad. Nos muestra en primer lugar cual es la descripción que Canella da de los ovetenses en su clásico El libro de Oviedo, continua con Alarcos y de nuevo, recorremos lo que los literatos han ido escribiendo sobre los ovetenses, bien por boca propia o por la de sus personajes.

Capítulo 3: Hablemos del humor Según Arce el humor es la palabra que engloba por encima de todas las demás el carácter de los ovetenses, repasando de nuevo esta adjetivación en los escritores vinculados a la ciudad. En este capítulo se recogen los nombres de muchos de los personajes populares de Oviedo que han quedado inmortalizados por sus sobrenombre o motes, como Cigaña. Incluye también este capítulo un buen ramillete de anécdotas ocurridas en Oviedo.

Capítulo 4: El caso es polemizar En el cuarto capítulo Evaristo Arce presenta como cualidad indisoluble en los ovetenses la necesidad de la discusión y de la polémica, dando cuenta de las más enfrentadas batallas dialécticas que se han dado en la ciudad, como fue la que giró en torno a la desaparición del Carbayón, presentándola como "noble pugna entre la tradición y el progreso". También se analiza en este capítulo la rivalidad permanente entre gijoneses y ovetenses, centrándose en concreto en la construcción de la autopista que uniría a Oviedo y Gijón, proyecto que se inicia en 1929, proyecto que no cristalizará de forma segura hasta 1947. Otras cuestiones polémicas tratadas entre los ovetenses y reflejadas en el capítulo con por ejemplo el derribo del acueducto de los Pilares o el tipo de pavimento que debe solar las calles. Como no podía ser de otra forma está recogida la discusión que dio nombre a una plaza de la ciudad, La Escandalera, la reurbanización de la plaza de la catedral, etc.

Capítulo 5: Vivir es conversar Otra costumbre que define a los ovetenses según el autor es la tertulia, provocada por la locuacidad de los habitantes de Oviedo. Recoge en este episodio como el carácter tertuliano de los ovetenses va fraguando la personalidad de la ciudad y como lo expresan personalidades de la talla de Juan Cueto o Amaro G. Mesa. Así mismo, se da un exhaustivo repaso a las tertulias con más influencia celebradas en los distintos cafés de la ciudad.

Capítulo 6: Todos somos aficionados Una característica más de los ovetenses según Arce es su "afición a algo". Estas aficiones carbayonas abarcan todo tipo de actividades música, ópera, artes plásticas, fútbol, toros, bolos, gallos, tenis, literatura, patinaje, equitación, festejos, etc.

Capítulo 7: Oviedo para andar y ver En este capítulo se describen los lugares, costumbres y curiosidades tópicos y típicos de Oviedo que dibujan la ciudad para el viajero o turista. Se describe el Oviedo Monumental, parada obligada para los amantes de historia y de la arquitectura, también su crecimiento urbanístico, su red hidráulica, la gastronomía y el ambiente nocturno.

Capítulo 8: Encuesta: El espíritu de Oviedo El autor sometió a personajes influyente de Oviedo a una batería de preguntas para confeccionar este último capítulo. Las cuestiones con las que interrogó a los distintos encuestados fueron en torno a Oviedo como ciudad. En las respuestas, de algún modo, se resumen las cuestiones principales planteadas en la obra.

Finalmente el autor aporta una bibliografía sobre Oviedo de distintos géneros.