José María Moutas Merás

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Abogado y político nacido en Oviedo el dos de mayo de 1892. Estudia Derecho en la Universidad de Oviedo licenciándose en 1911. Comienza a ejercer la abogacía en su ciudad natal en 1913, colegiándose en Madrid y otras capitales a partir de 1921. En 1924 actúa como acusador en el juicio oral contra los anarquistas que perpetraron el robo de la sucursal del Banco de España en Gijón. En 1922 recibe el nombramiento de decano del Colegio de Abogados de Oviedo, cargo en el que permanece hasta 1929. Es precisamente en 1929 cuando interviene en la constitución de la sección asturiana de la Agrupación de Acción Nacional, que pasaría más tarde a denominarse Acción Popular, resultando elegido presidente de la misma en Oviedo.

Tiene un papel muy destacado durante las elecciones para las Cortes de la República de 1933, abogando por una alianza con los reformistas republicanos de Melquíades Álvarez que finalmente se lleva a efecto; actúa también como orador en diversos mítines, consiguiendo finalmente el acta de diputado por Asturias. A raíz de la Revolución del 34 protagoniza dos airadas intervenciones parlamentarias exigiendo reparaciones para los daños ocasionados por los mineros y lanzando duras acusaciones contra Azaña y Casares-Quiroga en las sesiones del veinte y veintiuno de marzo de 1935. Forma parte de las comisiones de Actas, Estatutos, Justicia y Permanente, estableciendo fuertes lazos políticos con Gil Robles. En las elecciones de 1936, Mouras salió elegido por las minorías, pero su acta de diputado fue rechazada por la Comisión del Congreso que presidía Indalecio Prieto.

En este mismo año, durante la primavera, comienza a relacionarse con el coronel Aranda, quien solicitará su presencia en el cuartel de Pelayo al día siguiente del Alzamiento, acudiendo Mouras en compañía de Pedro Miñor Rivas y otros políticos de derechas. En 1939, concluida la guerra, traslada su despacho a Madrid. En 1958 resulta elegido vicedecano del Colegio de Abogados de Madrid, permaneciendo en el cargo hasta el año 1961, en que renuncia. En 1966 redacta, junto con otras dieciséis firmas entre las que se contaba su hijo Rafael y José María Gil Robles, el libro Cartas al pueblo español, donde exponían su ideario político democristiano, que fue objeto de diligencias por parte del TOP. Falleció en Madrid.

Bibliografía