Estación del Norte

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Estación de tren de Oviedo, donde tienen parada los trenes de RENFE y Cercanías.

El edificio de la estación presenta entrada porticada, coronada por un reloj. Ante la fachada, adornando los jardines delanteros de la Estación, hay una escultura metálica de Pepe de Noja.

Historia

Tras la apertura de la línea ferroviaria de Sama de Langreo a Gijón de 1853, la tercera vía férrea de España, Asturias sufrió una enorme potenciación en sus comunicaciones con el resto del país. La ampliación de la red más allá del Puerto de Pajares, tras la expansión producida por la minería y la industria, hacía coexistir ramales carboneros, secundarios y económicos. En 1872 comienza a funcionar el tramo Gijón-Oviedo del ferrocarril a Madrid y en 1874 se inaugura el tramo Oviedo-Lena del ferrocarril con destino a Madrid. Se fundó así, como organizador del tráfico ferroviario, la Estación del Norte, cuyo emplazamiento modificó la estructura urbana de Oviedo, simbolizada en el derribo del emblemático Carbayón el 2 de mayo de 1879 para la apertura de la Calle Uría.

La Estación del Norte, como escenario estratégico de primera magnitud, fue testigo de feroces combates durante la guerra civil, sobre todo en el túnel de Pando. Terminada la contienda, la Compañía del Norte dispuso de un proyecto para reconstruir la estación, redactado por el arquitecto Agustín Ballesteros, incluyendo la edificación de una pasarela desde la prolongación de la calle Pidal hasta San Pedro de los Arcos. El complejo se inauguró el 14 de octubre de 1946 por el Ministro de Obras Públicas Fernández Ladreda.

Tras múltiples reformas, la estación se dotó de nuevos elementos e infraestructuras. Así, en noviembre de 1988 entró en servicio una nueva cafetería; en 1991 se reformó la plaza delantera con una monumental escultura de José Noja titulada «Asturias», incluyendo un antiguo coche-restaurante para vararlo frente al edificio. Actualmente es la Estación conjunta de RENFE y FEVE, tras la remodelación urbanística y ferroviaria que supuso para Oviedo La Losa.