Campo de San Francisco

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
(Redirigido desde Parque de San Francisco)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa de Campo de San Francisco


Ver mapa más grande



Mapa del Campo de San Francisco

El Campo de San Francisco es el parque más representativo y rico de la ciudad de Oviedo.

Está situado en el centro de la ciudad, quedando enmarcado por la Calle Uría en su parte inferior, por la Calle Conde Toreno por el Norte, por la Calle Marqués de Santa Cruz en el lateral sur y por la Calle Santa Susana en su parte superior, hacia el Oeste. Dentro del parque se distinguen dos paseos, el Paseo de los Álamos y el Paseo del Bombé, y dos avenidas, la Avenida Italia y la Avenida Alemania. Los Álamos corre paralelo a la Calle Uría, mientras que el Bombé discurre en la parte superior del parque formando un ligero ángulo agudo con la Calle Santa Susana. Ambas avenidas conectan los paseos, partiendo del de los Álamos y atravesando en parque en diagonal: la de Italia arranca a la altura de la confluencia de la Calle Uría con la Calle Argüelles, lateral superior de la Plaza la Escandalera, mientras que la de Alemania constituye la bisectriz de la esquina formada por Marqués de Santa Cruz y Uría.

Historia

Antiguo bosque perteneciente a un convento franciscano (al que debe su nombre) que constituía el límite de la ciudad, dependió del convento hasta la desamortización de Mendizábal en 1816, año en que pasó a manos del Ayuntamiento de Oviedo y fue transformado en jardín botánico. Se contabilizan 127 especies diferentes de árboles y arbustos, a los que se agregan otras 23 variedades de cultivos. Las especies arbóreas predominantes son el roble, el castaño y el negrillo (olmo).

En 1865 un vendaval arrasó una treintena de árboles de este jardín, el hecho fue recogido entre otros por Fermín Canella.

En el Campo de San Francisco creció el famoso Carbayón de Oviedo, del que procede el gentilicio popular de carbayones con que con conocidos los habitantes de la ciudad, y que fue derribado para acometer el ensanche de la Calle Uría en 1879.

El 25 de mayo de 1926, Día del Bollu, el Ayuntamiento prohibe el acceso a los jardincillos del parque y al paseo de la Herradura.

Vista aérea del Campo de San Francisco

En 1928 el Campo sufre una tala masiva de árboles en la Calle Uría, noticia recogida por los periódicos locales como el "arboricidio" del Campo de San Francisco. Este mismo año hubo una tentativa de construir un gran hotel en mitad del parque. Años más tarde, y en la misma línea tentativa de rentabilizar el uso del parque, Anselmo López Valdivieso, concejal del municipio, propuso la construcción de un café de cristal en las cercanías del Paseo de los Álamos.

El 7 de julio de 1930 se publica en los mentideros de la ciudad que el Ayuntamiento pretende vender las palomas residentes en el campo debido a su voracidad, aunque no hay constancia que este hecho se produjese finalmente.

El 1 de marzo de 1931 se realiza de nuevo una poda masiva en el campo, ya que según el jardinero, el 50 por ciento de los árboles están enfermos.

Durante la década de los cincuenta y sesenta, cerca del estanque, vivieron en cautividad los osos de Teverga, Petra y Perico, a los cuales se instaló en el parque en el año 1950, cuando apenas tenían dos meses. Los osos estuvieron inicialmente, encadenados a unas argollas que les permitían dar paseos de unos 25 metros. Estos paseos fueron rápidamente bautizados con el sobrenombre de el tranvía.

En 1952 la S.O.F. construye La Herradura, un espacio habilitado como sala de baile. Fue una decisión controvertida, ya que la mayoría de los concejales del Ayuntamiento se oponían al proyecto de la sociedad de festejos, pero el alcalde Ignacio Alonso de Nora lo aprobó.

En la parte alta del parque, junto al kiosco de música, se construyó una edificación conocida como La Granja, y que ha desempeñado múltiples servicios. En un principio fue cabaret, más tarde guardería tutelada por la parroquia de San Juan el Real. En la actualidad alberga una biblioteca municipal y la escuela de hostelería, además de salas de usos múltiples.

Panoramio - OTOÑO EN OVIEDO, por Joaquín García JOGAR

El 21 de Abril de 1992, el Ayuntamiento de Oviedo proyecta la construcción de una zona de juegos infantiles en lugar donde se encontraba la fuente de Neptuno. La zona de juegos era destinada a niños entre 3 y 5 años, con columpios sin vértices y suelo de baldosas de caucho acolchadas para evitar accidentes.

Flora y fauna

Pueden encontrarse en estos jardines, pavos reales, que crecen y se crían en libertad, además de otras aves, que habitan más cerca del pequeño estanque, donde pueden encontrarse ánades de diversas especies, entre las cuáles lo más llamativo es un cisne. Junto al pabellón de la Escuela de Hostelería existe un castaño con más de tres siglos. También puede encontrarse el árbol más alto de Oviedo, un plátano de 45 metros.


Bibliografía