Hixem

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

También conocido como Hisham I. Emir de Córdoba nacido en 757 y fallecido en 796. Según la costumbre musulmana la sucesión no recaía en el primogénito sino sobre el vástago real que el monarca anterior juzgaba más apto para el trono. De esta forma, su padre Abderramán I le elige sucesor en detrimento de sus hermanos Sulayman, valí de Toledo, y Abd Allah, que considerándose agraviados se rebelarán contra él. Con la ayuda del muladí Musa Ben Fortín logra sofocar la revuelta de sus hermanos, tras la cual comenzará un periodo de relativa paz interior, no turbada más que por alguna sublevación de poca entidad, que le permitirá dirigir continuas campañas contra los reinos cristianos. En 791 dos expediciones marcharán contra el norte, la primera de ellas, dirigida por Abu Utman Ubayd Allah, antiguo visir de Abderramán I, atacó las zonas de Alava y Bardulia, derrotando a los contingentes cristianos que les hicieron frente y persiguiéndolos a lo largo de la cuenca del Ebro. Simultáneamente, Yusuf ben Bujt, también visir de Abderramán I y antiguo cliente del mismo, asoló Galicia, remontando después del valle de Valcárcel para encontrarse en Burbia (lugar no identificado que quizás se trate de la actual Villafranca del Bierzo), con Bermudo I el diácono quien trataba de cortarle la retirada. La estrategia del rey astur fracasó, resultando arroyado su ejército, circunstancia que quizás podría haber influido en su abdicación en Alfonso II.

Tras las campañas de 791 los antiguos aliados de Abderramán I desaparecieron de escena, siendo sustituidos por los hermanos Abd al-Malik y Abd al-Karim ibn Abd al Wahid ibn Mugait, nietos del conquistador de Córdoba Al-Mugait. En 792 Malik incursiona Álava, adentrándose en Francia a la primavera siguiente invade Gerona, que había sido conquistada recientemente por los francos, sitia Narbona, logrando abrir brechas en sus murallas y destruyendo sus cosechas, finalmente, culmina su campaña derrotando al duque de Tolosa. Con el botín de esta expedición pudo reconstruirse el puente de Córdoba sobre el Guadalquivir y concluirse la mezquita de Córdoba. En 794 vuelven nuevamente a lanzarse dos campañas, marchando Karim sobre Álava mientras su hermano Malik se adentra en Asturias por el camino de la Mesa, logrando alcanzar y saquear Oviedo, cuyos templos son incendiados, sin encontrar resistencia. Pero al regresar, utilizando la antigua calzada romana por la que habían penetrado en territorio astur, sufren una emboscada en un lugar llamado Lutos, cerca del valle de Pigüeña, siendo el ejército musulmán aniquilado y pereciendo el propio Malik. El emir envía a karim con otro ejército en 795 con el objetivo, al parecer, de conquistar el reino asturiano y dar muerte a Alfonso II. Informado Alfonso del avance musulmán acampa cerca de Peña Ubiña tratando de asegurarse la retirada por la Mesa o por el Puerto Ventana. El rey cristiano es esta vez derrotado el 18 de septiembre, huyendo por Ventana y yendo a refugiarse a la sierra del Aramo mientras su caballería trataba infructuosamente de frenar el avance musulmán en Quirós, lo que motivará que el rey casto huya otra vez y busque refugio en la misma Oviedo, de donde deberá huir nuevamente permitiendo a los musulmanes penetrar en la capital. Sin embargo, Karim tras saquear la ciudad ordena la retirada por lo avanzado de la estación. Paralelamente, el emir había mandado otro ejército contra Galicia, aunque en este caso sin ninguna fortuna.

Hixem I muere el 27 de abril de 796, sucediéndole su hijo Al-Hakam, tras un breve reinado en el que son promovidos lo estudios teológicos y jurídicos y la escuela Malikí, versión ortodoxa del Islam, lo que le granjeará la imagen de hombre piadoso.