Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ficha bibliográfica de Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana

Fol19v01.jpg


Título: Comentarios al Apocalipsis y al Libro de Daniel: edición facsímil del códice de la Abadía de Saint-Sever conservado en la Biblioteca Nacional de Paris bajo la signatura Ms. Lat. 8878


Autor: Beatus (Liebanensis)


Primera edición: Manuscrito de 1047


Editorial: Edilán (Editora Internacional de Libros Antiguos), 1984


Materia: *


ISBN: 8485197305, 9788485197309


Notas: 290 páginas

Los Comentarios al Apocalipsis existen desde que el obispo Victorino de Pettau los realizara a fin de explicar a los fieles el contenido del libro bíblico. Desde entonces han sido varios los comentaristas del libro del Apocalipsis.

Los Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana es un conjunto de notas, que el propio Beato reconoce haber tomado de autores anteriores, cuestión esta por la que se suele calificar el trabajo de Beato como una obra de recortes y poco original. Las fechas en las que se calcula aparecieron los Comentarios de Beato fue durante el reinado de Silo (774-783) o el de Mauregato (783-788), si bien se da como fecha más probable el 786.

Beato dividió la obra en XII libros, siguiendo todos la misma estructura: a cada texto le acompaña una ilustración y el comentario, es decir una explicación con alegorías y analogías cuya pretensión era hacer más comprensible el significado del texto.

Los especialistas no se ponen de acuerdo a la hora de determinar si se trata de una obra de juventud, una obra de madurez o una obra de síntesis a partir de otras.

En España se conservan 19 de los veinticinco códices de los Comentarios al Apocalipsis de Beato. Uno de los códices más famoso es el llamado «Beato de Gerona o «Codex Gerundensis», fechado en 975 y firmado por Emeterio.

Los Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana, junto con las Etimologías de San Isidoro y las Morales de Gregorio Magno, conforman los libros más leídos en la España Medieval.

Bibliografía