Carmen Anes López

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Maestra de Educación Primaria y Llingua Asturiana, que ejerce en el sector público en Gijón. Activista del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), en cuyas listas ha concurrido en varias elecciones, habiendo sido candidata a la presidencia del Principado de Asturias en 2012 y en 2015.

En 2011 se presentó por el PACMA como candidata a senadora, obteniendo 2.842 votos (0,46%), menos votos que Pío Esteban Doce Artime, candidato por el mismo partido, que obtuvo 3.642 votos (0,59%), pero más que José Ignacio Jaúregui Angulo, que recibió 2.185 votos (0,35%).

Reitera su candidatura al Senado en las Elecciones Nacionales de 2015.

En 2012 se presentaba con estas párrafos en el blog de su organización:

«Me llamo Carmen Anes y soy la cabeza de lista del PACMA para las elecciones al Principado de Asturias del próximo 25 de marzo. Hoy puedo decir que soy animalista, a pesar de no tener tanto tiempo como requiere esta causa, que es mucho. Sin embargo, no nací siendo la persona en la que me he convertido.

Como muchos, tenía afinidad hacia los animales desde la infancia, a pesar de que un perro me mordió siendo una niña, nunca los cogí manía ni miedo –hoy sé que esa actitud en un perro deriva de situaciones muy traumáticas, casi siempre derivadas del maltrato de los humanos. También tuve unos peces, por supuesto, ya no sería capaz de encerrarlos en un pequeño recipiente de cristal. Todavía me quedaba un camino para llegar a saber lo que era el animalismo.

Cuando era una adolescente, tenía 15 años, me regalaron a mi perro, él me cambio la visión de los animales, lo adoraba y los años que estuvo conmigo fueron cruciales para mí, pero seguía sin ser animalista. No lo esterilicé ni le di la atención veterinaria suficiente, no lo hice simplemente porque en aquel momento me parecía “lo normal”. El día de su fallecimiento fue el primero de mi vida como animalista, aún de manera pasiva, aunque cada vez con un mayor grado de implicación.

Cambié mi alimentación, ahora soy vegetariana; recogí a un gato, al que esterilicé y al que doy todas las atenciones necesarias; deje de usar ropa y complementos elaborados con pieles y de utilizar productos que experimentan con animales. Estaba avanzando, no obstante aún era una animalista pasiva.

La evolución en mi manera de vivir hizo que un día decidiera ponerme en marcha y no quedarme más tiempo con los brazos cruzados. No os podría decir cuál fue el detonante, pero comencé a involucrarme cada vez más: asistiendo a manifestaciones; haciendo donaciones, recogiendo firmas, como voluntaria y casa de acogida y adopción de mi segundo gato. Pequeños actos para nosotros, pero muy importantes para el resto de animales de los que somos su voz.

¿Y por qué os cuento mi vida?, pues porque creo que el proceso que yo he seguido es el que sigue la sociedad, más despacio de lo que nos gustaría, pero pasito a pasito hacia adelante. Cada vez aumenta el número de personas conscientes del sufrimiento de los animales, aunque muchas todavía estén en una fase pasiva. Los que quieran hacer algo más o ya lo estén haciendo, encontrarán en PACMA a muchas personas que piensan y sienten lo mismo.

El PACMA es el único partido político que puede acelerar este cambio tan necesario en la sociedad, por esto desde aquí os pido vuestro apoyo el día 25 de marzo en las urnas. Debemos hacernos oír para que sus gritos de dolor no sigan pasando desapercibidos, para que alguien pueda hacerlos llegar hasta donde se escuchen alto y claro. Muchas gracias por vuestro apoyo y un saludo de mi familia de cuatro patas.»