Calle Muñoz Degraín

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Calle de la ciudad española de Oviedo.

Principia en Calle González Besada, que en este punto, en que también comienzan Calle Valdés Salas y Calle Fermín Canella, tuerce y se estrecha en dirección a la Plaza San Miguel, y concluye en la rotonda de la Ronda de Circunvalación donde confluye con la Calle Padre Suárez. Por su acera izquierda en dirección a González Besada desembocan la Avenida Pedro Masaveu, hacia su primer tercio, Calle Dionisio Ridruejo, hacia su mitad, y la Calle Cardenal Cienfuegos en su último tercio. Por su acera derecha comienzan Calle Leopoldo Alas, muy cerca de la rotonda, y a la misma altura que Cardenal Cienfuegos la Calle Sacramento.

A principios del siglo XX precisó la ciudad de una vía que por su zona suroeste conectase el barrio de San Lázaro con el Naranco pasando por Fresno y La Argañosa. Inicialmente Muñoz Degraín abarcaba únicamente el tramo entre González Besada y Sacramento, donde se ubicaba la desaparecida Iglesia de los Carmelitas; fue en 1925 cuando se prolongó hasta San Lázaro.

Es una vía de comunicación muy importante para la ciudad al constituir el principal acceso a la Ronda de Circunvalación, construida en 1983, que conduce de San Lázaro a las carreteras de Gijón y Avilés. La construcción de la Ronda supuso la desaparición de la Plaza del Carmen, a la altura de la Calle Sacramento.

La denominación de la calle alude al pintor valenciano Antonio Muñoz Degraín, quien plasmó en un famoso lienzo la muerte del Cabo Noval, al que el consistorio ovetense decidió dedicar una calle en 1911 a modo de correspondencia con el Ayuntamiento de Valencia que había erigido un monumento al Cabo Noval.

Muñoz Degraín nació en Valencia en 1841. Se inició en la pintura en la Academia de San Carlos de su ciudad natal, recibiendo el magisterio de Rafael Montesinos, y con apenas dieciséis años marchó a Roma para ampliar conocimientos y perfeccionar su técnica. De regreso en España consiguió diversos reconocimientos hasta que en 1879 se lo nombra profesor de la Escuela de Bellas Artes de Málaga. En 1878 recibe la Cruz de Carlos III por su lienzo Isabel la Católica cediendo sus joyas para la empresa de Colón. Con Otelo y Desdémona obtiene el primer premio de la Exposición Nacional de 1881, año en que realiza un nuevo viaje a Roma, esta vez como pensionado de mérito. Pasa a la Academia de Artes de San Fernando en Madrid como profesor de paisaje y en 1899 es nombrado académico de la misma y armado caballero de la gran cruz de Isabel la Católica. En 1891 consigue el cargo de Director de la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado. En la exposición de 1910 presentó su cuadro sobre el Cabo Noval titulado El Jordán, Jesús en Tiberiades. Falleció en Málaga en 1924 quedando para la posteridad como un gran artista de estilo impresionista que sobresalió en la plasmación de episodios históricos.

Bibliografía