Teodulfo de Orleans

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Teodulfo de Orleáns, 750?-821.

Nació en la península ibérica y falleció en Angers.

Obispo de Orleans nombrado directamente por Carlomagno en el 794, le proveyó asimismo de la abadía de Fleury, hoy San Benito. Fue uno de los más brillantes personajes del denominado renacimiento carolingio. Participó en el Concilio de Frankfurt (794) en el que se condenó el adopcionismo y fundó numerosas escuelas para jóvenes nobles. Incluso descubrió los restos del fundador de los benedictinos, San Benito de Aniana, resituándolos en un monasterio convertido en lugar de peregrinación. Fue uno de los firmantes en el testamento de Carlomagno. En 816 recibió el palio de manos del papa Esteban IV. Su labor fue muy importante en el campo administrativo eclesial, redactando numerosas capitulares y en el campo jurídico. Sobrevivió a la muerte de Carlomagno, y su sucesor Luis, le demostró la misma confianza que su padre. Se supone que participó en la traición de Bernardo, hijo de Carlomagno rebelado en Italia en el 817, pues a raíz de este suceso se le privó de su obispado y rentas, siendo preso en Angers, donde falleció en el olvido.

Asimismo, escribió numerosas obras de historia referidas a la obra imperial iniciada por Carlomagno y posteriormente frustrada. Según la Patrología de Migne, Teodulfo ya cita las buenas cualidades bélicas que adornaban a los astures en el siglo IX: «Aunque con sus fuertes cualidades venga el fortísimo astur, que es gloria de las Españas y diestro en el manejo de las armas». Dicha referencia es una prueba de las relaciones entre España y Francia por aquel entonces, que podrían sintetizarse en la Batalla de Roncesvalles.

Obras

  • De Spiritu Sancto
  • Penitencial
  • Gloria, laus et honor (himno litúrgico)
  • Del Bautismo
  • Carminum libri sex
  • Exhortación a los jueces