Enrique III de Castilla y Aragón

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Enrique III de Castilla y Aragón, 1379-1406.

Nació en Burgos en los primeros dias de julio de 1379. Hijo de Juan I y la reina Doña Leonor. Sucedió a su padre en el trono el 9 de octubre de 1390.

Su padre Juan I dispuso su matrimonio con Catalina de Lancaster, nieta de Pedro I. Es instituido como primer Príncipe de Asturias en recuerdo de los Reyes de Oviedo, el origen de la monarquía hispánica. Fue jurado Príncipe en 1388, cuando contaba con 11 años de edad y sucedió a su padre como Rey, en 1390 con el nombre de Enrique III el Doliente, (este sobrenombre se lo dieron debido a su escasa salud) cuando sólo contaba 14 años de edad. Debido a su corta edad se organizó un gobierno mixto en el que se encontraban el duque de Benavente, el Marqués de Villena y los arzobispos de Toledo y Calatrava.

En 1393 reunió en Burgos al legado pontificio y al consejo de regencia retirándoles el poder que ostentaban, a fin de terminar con los servilismos del rey hacia los parientes de la nobleza. La madurez con la que resolvía los asuntos reales hizo sospechar a sus parientes que tras él se encontraban los consejos del arzobispo de Toledo, don Pedro Tenorio. Como rey, perdonó a su tío Alfonso Enríquez sus deslealtades, (estaba preso desde 1381 en sucesivos castillos y custodiado por el arzobispo de Toledo), quien volvió a sublevarse poco después ofreciendo Gijón a los ingleses y Castilla a los portugueses, pero la fidelidad de los gijoneses al nuevo rey permitió dar al traste con las pretensiones de su bélico tio.

Falleció el 25 de diciembre de 1406 y fue sucedido en el Principado por María. Su reinado fue bastante corto, ya que falleció el rey con veintisiete años de edad.


Predecesor:
*
Príncipe de Asturias
1388
Sucesor:
María