Pedro Alonso Díaz

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En 1726 nacería en Inguanzo, Cabrales Pedro Alonso Díaz, que emigró a México de joven, haciendo muy pronto allí una gran fortuna. Ejerció numerosos cargos y dirigió la exportación de metales de Nueva España (preciosos y pesados) siendo nombrado Marqués de Santa Cruz de Inguanzo por Carlos IV en 1792 y muriendo en España en 1802. Hombre muy emprendedor desde su niñez, era especialista en comercio de metales y del hierro; iniciando al poco de llegar a México una gran empresa dedicada a este mercado. En poco tiempo consigue tener un gran éxito y amasar una enorme suma de dinero, que multiplica al casarse con la hija de uno de los propietarios de gran parte de las minas de plata de México. Ello le convierte pronto en uno de los hombres mas ricos y poderosos de Nueva España, comenzando a ejercer cargos de asesoramiento a la Corona y a los ministerios de Abastos y Hacienda de "la Madre Patria".

Conocido como uno de los primeros "grandes indianos", se encarga de beneficiar a su tierra natal construyendo varios edificios de caridad y religiosos. Entre estos se encuentra aún en pie la Iglesia de Santa Cruz de Inguanzo, que manda edificar en 1780 y en cuya fachada podemos leer la inscripción que así nos lo dice: "Año de 1780. Obra de Pedro Alonso Díaz, Caballero de la Orden de Calatrava" . Leyenda sobre la puerta de la iglesia, que continua con la frase: "Reedificose en 1873 por Vicente Alonso"; indicando el final de esta inscripción, que un sobrino tataranieto de Pedro Alonso Díaz, la reconstruyó en 1873. Solo doce años mas tarde de que pagase el levantamiento de este templo, el rey Carlos IV le otorga a Pedro Alonso el marquesado del mismo nombre (de Santa Cruz de Inguanzo) y diez años después, este ricohombre que fue el marques de Santa Cruz, murió sin dejar descendencia directa. Su enorme fortuna fue pugnada por unos y por otros y ya en vida hubo entre los Alonso y Díaz numerosos encontronazos y peleas. Ello acrecentado por tener solo hermanastros, también oriundos de Inguanzo; estos que se apellidaban Alonso Vega (junto a sus los hijos), no veían ni con buenos ojos las riquezas acaparadas, ni el poder de su tío. Los Alonso Vega (que emigraron a otras zonas de Asturias a crear el solar de este nombre: Alonso-Vega) en muchas ocasiones intentaron incluso desprestigiar a su tío en Nueva España, creando unas coplas satíricas muy famosas llamadas Las Trovas de Cabrales. Estas canciones satíricas nacidas al parecer de un sobrino del marqués llamado Juan Alonso Alonso (hijo de su hermano Francisco Alonso Vega), fueron compuestas en México hacia 1770 para reírse del entonces Administrador General de la Corona. Tuvieron enorme éxito, tanto que han pervivido hasta nuestros días.

Diferentes fueron las ramas, familias, parientes y linajes cercanos al marqués de Santa Cruz de Inguanzo, todos emparentados con las cuatro "casas" que desde el siglo XVI predominaban en Inguanzo y que como hemos dicho, eran: Alonso, Díaz, Inguanzo y González de la Torre. Muchos de ellos emigran junto a su importante familiar y ocuparon igualmente grandes cargos e hicieron gran fortuna en Nueva España, desde fines del siglo XVIII. Al morir Pedro Alonso Díaz sin descendientes directos, los herederos deciden establecerse en las cercanías de Oviedo (quizás por las pugnas surgidas entre los familiares de Cabrales), construyendo el Palacio del Marqués de Santa Cruz, en Priorio (donde se sitúa el solar hasta el actual marqués, Carlos de la Calzada). Otra de las ramas llamada de los Díaz de Inguanzo levantaran a fines del siglo XVIII su casona-palacio en Berodia (concejo de Cabrales), caserón que al parecer habitó el General Bárcena, descendiente de los Díaz y pariente del marques. Finalmente, la rama antigua de la familia, permaneció en Inguanzo, ocupando el caserón mas viejo del municipio, llamado Palacio del Mayorazgo. Este edificio del siglo XVII de estilo clásico-rural, fue así denominado por vivir allí los que se consideraban familias mayores de entre los Díaz, Alonso, González e Inguanzo.