La garita del diablo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ficha bibliográfica de La garita del diablo

Título: La garita del diablo


Autor: Néstor Astur Fernández


Primera edición: 1950


Editorial: Ediciones Master Fer, Montevideo, 1971


Materia: Novela


ISBN: *


Notas: 106 páginas

Néstor Astur Fernández, miembro correspondiente del Real Instituto de Estudios Asturianos, fue un ovetense doctor en Derecho y con aficiones literarias que mostró clara y diversamente —poemas, narraciones, periodismo y ensayo— en su exilio de Buenos Aires, a consecuencia de la guerra civil.

De los cuatro capítulos que forman La garita del diablo, novela corta escrita en 1953 y publicada en Buenos Aires en 1971, el último pasa en Argentina y los anteriores tienen como escenario una innominada ciudad a la que, sólo una vez y de soslayo, se denomina «la noble ciudad de los obispos» o «la ciudad de don Fruela»; en ella hay bastantes topónimos y espacios concretos, como: el río Nora, el Campo de San Francisco, el monte de Santo Domingo, el paseo de los Álamos, la Puerta Nueva, el cuartel de Santa Clara, la cárcel nueva, el Naranco, el cementerio de San Salvador y el cementerio viejo. También se encuentran concreciones de otro tipo, referidas a, por ejemplo: usos y costumbres. «En invierno (que allí empezaba en el otoño) después de las once de la noche, los únicos habitantes que no dormían eran cuatro viciosos del juego o de la cháchara, los que padecían insomnio y los serenos» (página 38); los entierros, cuyo duelo se despedía en la llamada Puerta Nueva, a la altura de las casas de lenocinio, obligando a sus patronas a cerrar las ventanas (página 82); personas muy conocidas como «Silvio Ausévico» (página 44 y página 59), que «era el poeta local de más notoriedad, laureado en múltiples juegos florales y otros certámenes; era también claustral», indicios que permiten su identificación con Benito Álvarez-Buylla y González, catedrático de la Facultad de Ciencias, poeta y crítico de arte que se firmaba «Silvio Itálico». Ciudad, también, muy parecida a Vetusta porque «casi del monte en la ladera, dormía el sueño de siglos, recostada en la piedra. Allí estaba, con su hálito de niebla y su encanto secreto, entregándose plena a quienes desde la cumbre gozaban en su contemplación».

Enlace de interés

Fuentes

  • José María Martínez Cachero. Homenaje a José María Martínez Cachero. «Volumen 4 de Homenajes» / Universidad de Oviedo, 2000. ISBN 8483172151, 9788483172155. 617 páginas.
  • José María Martínez Cachero. Gente de letras en Asturias: de Campoamor a Dolores Medio. Real Instituto de Estudios Asturianos, 2004. ISBN 8489645817, 9788489645813. 240 páginas.