Juan II de Castilla y Alencastre

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Rey de Castilla nacido en Toro el seis de marzo de 1405, y muerto en Valladolid el veinte de julio de 1454. Hijo de Enrique III de Castilla, llamado Enrique el Doliente, y Catalina de Lancaster. Subió al trono con tan sólo un año, al morir su padre. Asumieron la regencia su madre y su tío paterno, Fernando de Antequera, futuro rey de Aragón, en un momento en que se reanudaban las hostilidades con el reino nazarí de Granada, al tiempo que se producía un acercamiento a Inglaterra y Portugal. La doble regencia supuso una fuente constante de conflictos entre las facciones nobiliarias que acabarán forzando la división del reino en dos circunscripciones. Fernando toma Antequera en 1410, hecho militar que le reporta un gran prestigio y lo sitúa en una posición de fuerza que a la postre resultó decisiva para ser nombrado rey de Aragón en el Compromiso de Caspe en 1412. Fernando abandona entonces Castilla para pasar a Aragón y hacerse cargo de su trono, dejando en su lugar a varios lugartenientes y a sus hijos, los Infantes de Aragón. Catalina de Lancaster muere en 1418 siendo declarado mayor de edad Juan II por las Cortes de Madrid, que se casará en 1420 con su prima hermana María de Aragón (hija de Fernando).

Será constante en su reinado la pugna entre la nobleza y la corona por apuntalar sus respectivos papeles dentro del estado, a la que se suma la aparición de las ciudades. Comienzan así a configurarse en la península, las disensiones sociales características de una sistema político moderno, que se insertan y codeterminan en un contexto internacional marcado por las tensiones con Aragón y Navarra que, regidos por los Infantes de Aragón, serán rivales permanentes de Castilla, y la alianza con Portugal y Francia. Otro factor político será la figura de Álvaro de Luna, condestable, maestre de Santiago y valido de Juan II, quien defenderá firmemente los intereses castellanos frente a Aragón, desembocando el conflicto en una guerra abierta entre 1429 y 1430, saldada con la victoria de Castilla en la Batalla de Olmedo y la expulsión de los infantes. Se consolida de esta forma la hegemonía castellana y consecuentemente disminuyen las tensiones entre nobleza y corona. No obstante, la nobleza castellana considerará excesivo el poder del valido, cuya caída será finalmente promovida por el Príncipe de Asturias Enrique y por Isabel de Portugal, segunda esposa de Juan II y madre de Isabel la Católica, con la que casa en 1447, dos años después de la muerte de María de Aragón.

Juan II fallece cerca de Valladolid en 1454, siendo sucedido por su hijo Enrique IV de Castilla, conocido como Enrique el Impotente. Su reinado inició un periodo de expansión demográfica y económica, derivado en gran medida del incremento de las exportaciones de lana, hierro y vino a los mercados europeos; esta coyuntura posibilitó el desarrollo de las instituciones que preforman el estado moderno. Juan II promovió además las artes poéticas.



Predecesor:
María
Príncipe de Asturias
1405
Sucesor:
Catalina