Diferencia entre revisiones de «Zeferino González Díaz de Tuñón»

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
(Nueva ficha)
 
Línea 1: Línea 1:
 
Zeferino González Díaz de Tuñón, 1831-1894.
 
Zeferino González Díaz de Tuñón, 1831-1894.
  
Nació en Villoria ([[Pola de Laviana]], [[Asturias]]) el 28 de enero de 1831, en una familia de campesinos. En 1844 se ordena dominico en el convento de Ocaña y a los dieciocho años llega a Manila para terminar sus estudios. Debido a su estado de salud, no pudo dedicarse a la actividad misionera, como el martirizado [[Melchor García Sampedro]]. Así, se centró en las actividades académicas, siendo el filósofo sistemático más importante del panorama español y restaurador de la filosofía tomista en el ámbito de la Iglesia católica.  
+
Nació en [[Villoria]] ([[Pola de Laviana]], [[Asturias]]) el 28 de enero de 1831, en una familia de campesinos. En 1844 se ordena dominico en el convento de Ocaña y a los dieciocho años llega a Manila para terminar sus estudios. Debido a su estado de salud, no pudo dedicarse a la actividad misionera, como el martirizado [[Melchor García Sampedro]]. Así, se centró en las actividades académicas, siendo el filósofo sistemático más importante del panorama español y restaurador de la filosofía tomista en el ámbito de la Iglesia católica.  
  
 
En 1866 es trasladado por su Orden desde Filipinas a España, donde pasó de ser un desconocido a participar en numerosas polémicas. En 1873 es elegido miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, justo cuando publica su obra más famosa, la ''Filosofía Elemental''. De 1875 a 1883 ejerce como Obispo de Córdoba, siendo pionero en la organización de Círculos Obreros. Posteriormente fue Arzobispo de Sevilla, siendo convertirdo en Cardenal en 1884 por el papa León XIII, quien tomó buena parte de sus ideas para redactar la encíclica ''Providentisimus Deus'' de 1893. En 1885 es Arzobispo de Toledo y Patriarca de las Indias. Sin embargo, sus enfrentamientos con el aparato clerical toledano le llevan a abandonar el cargo en 1886, volviendo al arzobispado de Sevilla. En 1889 dimite de ese cargo para jubilarse. Cuatro años más tarde, en 1893, ingresa en la Academia Española de la Lengua, ocupando el sillón que dejó vacante Zorrilla. Falleció en Madrid, víctima de un cancer de maxilar, el 29 de noviembre de 1894, siendo enterrado en Ocaña (Toledo).  
 
En 1866 es trasladado por su Orden desde Filipinas a España, donde pasó de ser un desconocido a participar en numerosas polémicas. En 1873 es elegido miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, justo cuando publica su obra más famosa, la ''Filosofía Elemental''. De 1875 a 1883 ejerce como Obispo de Córdoba, siendo pionero en la organización de Círculos Obreros. Posteriormente fue Arzobispo de Sevilla, siendo convertirdo en Cardenal en 1884 por el papa León XIII, quien tomó buena parte de sus ideas para redactar la encíclica ''Providentisimus Deus'' de 1893. En 1885 es Arzobispo de Toledo y Patriarca de las Indias. Sin embargo, sus enfrentamientos con el aparato clerical toledano le llevan a abandonar el cargo en 1886, volviendo al arzobispado de Sevilla. En 1889 dimite de ese cargo para jubilarse. Cuatro años más tarde, en 1893, ingresa en la Academia Española de la Lengua, ocupando el sillón que dejó vacante Zorrilla. Falleció en Madrid, víctima de un cancer de maxilar, el 29 de noviembre de 1894, siendo enterrado en Ocaña (Toledo).  

Revisión de 09:17 24 mar 2008

Zeferino González Díaz de Tuñón, 1831-1894.

Nació en Villoria (Pola de Laviana, Asturias) el 28 de enero de 1831, en una familia de campesinos. En 1844 se ordena dominico en el convento de Ocaña y a los dieciocho años llega a Manila para terminar sus estudios. Debido a su estado de salud, no pudo dedicarse a la actividad misionera, como el martirizado Melchor García Sampedro. Así, se centró en las actividades académicas, siendo el filósofo sistemático más importante del panorama español y restaurador de la filosofía tomista en el ámbito de la Iglesia católica.

En 1866 es trasladado por su Orden desde Filipinas a España, donde pasó de ser un desconocido a participar en numerosas polémicas. En 1873 es elegido miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, justo cuando publica su obra más famosa, la Filosofía Elemental. De 1875 a 1883 ejerce como Obispo de Córdoba, siendo pionero en la organización de Círculos Obreros. Posteriormente fue Arzobispo de Sevilla, siendo convertirdo en Cardenal en 1884 por el papa León XIII, quien tomó buena parte de sus ideas para redactar la encíclica Providentisimus Deus de 1893. En 1885 es Arzobispo de Toledo y Patriarca de las Indias. Sin embargo, sus enfrentamientos con el aparato clerical toledano le llevan a abandonar el cargo en 1886, volviendo al arzobispado de Sevilla. En 1889 dimite de ese cargo para jubilarse. Cuatro años más tarde, en 1893, ingresa en la Academia Española de la Lengua, ocupando el sillón que dejó vacante Zorrilla. Falleció en Madrid, víctima de un cancer de maxilar, el 29 de noviembre de 1894, siendo enterrado en Ocaña (Toledo).

Obras

  • La Economía política y el Cristianismo (1862)
  • Estudios sobre la filosofía de Santo Tomás (1864).
  • Filosofía Elemental (1873)
  • Historia de la Filosofía (1878-79)
  • La Biblia y la ciencia (1891)