Ventura Rodríguez

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
(Redirigido desde Rodríguez, Ventura)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Arquitecto español nacido en Ciempozuelos en 1717, y fallecido en Madrid en 1785. Su trayectoria transcurre entre dos grandes corrientes artísticas: barroco y neoclasicismo, en que respectivamente se inscriben las obras de su juventud y las realizadas a partir de 1760. Hijo de un albañil empleado en las obras del Real Sitio y Villa de Aranjuez. Ayudando a su padre, demostró una gran habilidad para el dibujo que le permitió trabajar como delineante con los ingenieros franceses que dirigían las obras: Marchand y Brachelieu. El arquitecto Filippo Juvara, encargado del proyecto del Palacio Real de Madrid, repara durante el traslado de la corte a Aranjuez en unos croquis de Ventura Rodríguez; queda impresionado y solicita al rey que le sea asignado como delineante. Rodríguez se convierte en discípulo del italiano, y a la muerte de éste, el arquitecto que le sucede al frente de las obras del Palacio Real, Juan Bautista Sacchetti, lo toma también como delineante. Hacia 1741 alcanza el grado de aparejador segundo del Palacio Real.

Entre 1749 y 1753 construye la iglesia parroquial de San Marcos en Madrid. En 1750 recibe el encargo de la remodelación de la basílica del Pilar de Zaragoza al no satisfacer los proyectos de Herrera, Perelada y Domingo de Yarza las exigencias del cabildo: distancia adecuada al río, orientación apropiada y alineación de la fábrica del templo en función de la mirada de la imagen de la virgen. Ventura logró cumplir los requisitos, plasmando en este templo la transición del barroco al neoclásico, reflejándose este último estilo en la decoración del interior del templo. El cabildo de la catedral de Cuenca solicitó sus servicios para alzar un transparente comparable al de la catedral de Toledo. En 1754 reedificó la derruida iglesia de San Norberto y se encargó de la remodelación del Real Monasterio de la encarnación de Madrid.

A partir de este momento pierde el favor de la corte, encargándole Fernando VI al francés Marquet obras en Aranjuez, y Carlos III nombra a Sabatini arquitecto real. Sin embargo, recibe tal cantidad de encargos, sobre todo de particulares, que sus obras están repartidas por toda España

Desde 1760, por influencia de Blondel, comienza a desplazarse hacia el neoclasicismo, emprendiendo una serie de trabajos como la iglesia de los Agustinos Filipinos de Valladolid, colegio de Cirugía de Barcelona, sede de la actual academia de Medicina, en 1761, y el ayuntamiento de Haro en 1769, y sus proyectos para la fábrica de Vidrio de La Granja.

Obtiene el título de Maestro Mayor del Ayuntamiento de Madrid en 1764, siendo sus informes decisivos para el ordenamiento de la ciudad. Por último, dentro de las obras neoclásicas de su última etapa, cabe destacar el palacio de Boadilla del Monte, el palacio de Almanzora, así como la fachada para la catedral de Pamplona y el actual monasterio de Santo Domingo de Silos.

En Asturias propuso un proyecto para reconstruir la basílica de Covadonga, teniendo que enfrentarse a la enconada oposición de algunos canónigos. Las obras dieron comienzo en 1781 según el proyecto de Ventura, y continuaron hasta 1792, en que quedaron suspendidas por falta de fondos.