Muralla de Oviedo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Oviedo fue una ciudad amurallada en la edad media. La muralla comenzó a construirse en 1261 pero no se terminó hasta el siglo XVI. La base de la muralla se realizó con grandes sillares, siendo su parte superior de mampostería se trataba de una circunferencia que unía las puertas de Socastiello, Santiago, Gascona, Noceda, Postigo de Regla, Ferrería y Cimadevilla.

La muralla discurría en paralelo con la calle del Sol hasta la puerta de Ferrería, desde aquí seguía por el Postigo Alto y la calle Paraíso hasta la puerta de Noceda, por donde seguía adosada al Monasterio de San Pelayo por la calle de Cerca.

Bibliografía