Juan de Herrera

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Arquitecto español.

Nació en Mobellán (en las entonces Asturias de Santillana) en 1530. Murió en Madrid en el año 1597. Realizó la campaña del Piamonte a las órdenes de Medillina tras la cual regresó a Madrid (1566).

Estudió en Valladolid y después en Bruselas. Fue discípulo en Madrid de Juan Bautista de Toledo. A la muerte de su maestro se convierte en el arquitecto de Felipe II, quedando encargado de la continuación de las obras de El Escorial. Felipe II le entregó los diversos planos que habían elaborado distintos arquitectos italianos, siendo el proyecto que más le atraía el de Pacciolo. Siendo este proyecto una copia del Vaticano, Herrera redujo a cuadros los frontis del crucero, que son circulares en el Vaticano. Junto a esta, realizó otras modificaciones como eliminar los campanarios y adosarlos a la portada de la iglesia.

El Escorial no fue la única obra empezada por Toledo que hubo de continuar, tomando las riendas de la capilla de Aranjuez cuyas obras ya habían sido iniciadas por Toledo.

En 1584 diseñó la casa de los Oficios con los pórticos que la unen al palacio; el estanque de Ontígola también es una propuesta suya.

Para el Alcázar de Toledo diseñó la fachada de Mediodía y la corintia. En la misma ciudad de Toledo, al haberse quemado en sucesivos incendios la plaza de Zocodover, Felipe II encargó a Herrera el trazado de reedificación de la plaza.

En 1585 comenzó la construcción de la casa de Contratación en Sevilla, delineó la catedral de Valladolid y dirigió las obras del puente de Segovia en Madrid. Es el responsable del diseño de numerosas iglesias como la de Valdemorillo o la de Colmenar de Oreja, ambas en la comunidad de Madrid.

El estilo que predomina en sus obras, es de corte sobrio y elegante, muy cercano al clasicismo, por lo que se dio en otorgarle su nombre, siendo conocidas las obras de similares características como obras de estilo herreriano.