Juan I de Castilla

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Revisión del 21:44 18 nov 2016 de Feijoo (discusión | contribuciones)
(dif) ←Revisión más antigua | view current revision (dif) | Newer revision→ (dif)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Juan I de Castilla, 1358-1390.

Nació en Epila (Zaragoza) en 1358 y falleció en Alcalá de Henares en 1390. Hijo de Enrique II, era hermanastro de Alfonso Enríquez, cuya rebeldía le obligó a solucionar los problemas existentes en la región. Contrajo matrimonio en junio de 1375 con Doña Leonor de Aragón, hija de Pedro IV, el Ceremonioso. Ambos serían coronados reyes en Las Huelgas (Burgos) el 25 de julio de 1379.

Unos meses más tarde (octubre de 1379) nace el primogénito de los reyes, siendo llamado Don Enrique. Un año más tarde, en noviembre, nació su segundo hijo, Fernando, que llegó a ser rey de Aragón. En 1382 nació la tercera hija de Juan I de Castilla, que llevó el nombre de su madre. El parto fue complicado y la reina murió en el mismo, y la infanta Leonor murió unos años después.

Viudo el rey, inició una política de alianzas matrimoniales. Don Juan llegó a un acuerdo con el rey de Portugal, contrayendo matrimonio con Beatriz de Portugal cuando esta solo contaba 10 años de edad (1383). El tratado matrimonial incluía que Juan sólo fuese rey de Portugal a título consorte, y que sólo los hijos de Beatriz podrían heredar la corona de Portugal. A pesar de la corta edad de Dña. Beatriz, se la declaró apta para la consumación del matrimonio, cédula sin la cuál no habría podido optar Don Juan al título real de Portugal.

Don Juan tuvo que abandonar su recién estrenado matrimonio para sofocar una nueva rebelión de su hermanastro Alfonso Enríquez. Por intervención del obispo D. Gutierre de Toledo, se firmó una nueva reconciliación el 18 de julio de 1383. La muerte de su suegro Fernando de Portugal, en octubre de 1383, hace partir a Don Juan pretendiendo reclamar la corona de Portugal en nombre de sus esposa, pero encontró bastante resistencia y tras la batalla de Aljubarrota desiste de sus intenciones.

Este no fue el único problema sucesorio al que se enfrentó Juan I. El duque de Lancaster, al haberse casado con una hija de Pedro I, reclamaba para sí derechos de sucesión al trono castellano. Tras apoderarse la flota de Lancaster de Galicia, y ser derrotados por las galeras castellanas, las luchas por intentar controlar la corona de Castilla siguieron por tierra, contando Juan I con el apoyo de Francia y Flandes. Tras diversas batallas, se consiguió la pacificación con el pacto de matrimonio entre la hija del Duque y el hijo de D. Juan, donde los padres de la casamentera renunciaban a sus aspiraciones al trono de Castilla. Juan I creó, la institución del Principado de Asturias como título del legítimo heredero al trono español, siendo su hijo Enrique III el primer Príncipe, del mismo modo que en Inglaterra el heredero tenía el título de Príncipe de Gales y en Francia el título de Delfín. Los primeros príncipes de Asturias fueron jurados en 1388.

Juan I de Castilla falleció en Alcalá de Henares, el 9 de octubre de 1390, a causa de un accidente a caballo cuando se encontraba de embajada con unos supuestos descendientes de godos llamados Los Farfanes.

Bibliografía