Fray Antonio de Yepes

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fr. Antonio de Yepes, religioso e historiador español.

Nacido probablemente en Yepes (Toledo), algunos autores han afirmado que nació en Valladolid, ciudad en la que murió el 30 de octubre de 1618. El 19 de enero de 1570 vistió el hábito de San Benito en Valladolid. En 1583 comenzó a ejercer como predicador en el monasterio de San Zoilo de Carrión. Este mismo año fue nombrado por el general de su orden, lector de Artes del colegio de Frómista. Una vez acabó su curso como lector de Artes, pasó como lector de Teología moral a San Pedro de Exlonza, y poco después fue lector de Teología moral del monasterio de San Benito de Valladolid. Es en este monasterio donde Yepes fragua parte de su fama.

Fue predicador mayor de Santa María la Real de Nájera y abad del monasterio de San Vicente de Oviedo (1587) y el trienio siguiente fue abad del monasterio de Corias. Durante los seis años que pasó en Asturias se dedicó a la clasificación y recopilación de documentos encontrados en los archivos asturianos y comenzó a escribir una historia de la religión utilizando aquellos documentos y todos los libros que encontraba adecuados a tal fin. En 1595 le eligieron definidor, y teniendo ya acopio de bastante material se trasladó al Colegio de San Vicente de Salamanca, lugar donde se encontraba suficientemente aislado como para empezar a escribir la crónica de su orden. La redacción de esta obra le llevó cerca de doce años (entre 1595 y 1607).

En 1607 ya tenía completados y ordenados los tres primeros volúmenes de su crónica, que rápidamente se imprimieron, en Santa María de Irache (1609). Vivió en Irache, hasta 1610, año en el que es nombrado por primera vez abad del monasterio de San Benito de Valladolid. Fue nombrado Definidor mayor y primer juez de agravios en 1613, y en el monasterio de San Benito imprimió los siguientes tres volúmenes de su obra.

Reelegido como abad de San Benito en 1617, si bien en su primer mandato no había hecho obras en el monasterio, por estar en cierta precariedad económica, en su segundo mandato al estar más saneada la economía del monasterio mando construir la capilla de Fuensaldaña y erigió un seminario para niños, del que posteriormente saldrían distintos obispos.

En 1618 se dispuso a imprimir el séptimo volumen de su crónica, pero llegado el verano enfermó y esta enfermedad le impidió continuar su labor, ya que a causa de la misma, falleció en el mes de octubre. Fue enterrado en el claustro de San Benito y en un lápida se grabó en latín su epitafio junto los símbolos de sus distintos cargos y atribuciones.

Obras

  • Historia general de la Orden de San Benito, también titulada Crónica general de la Orden de San Benito

Se le atribuyen también:

  • Catálogo de los que han escrito en la Orden de San Benito por la Inmaculada Concepción (atribución realizada por Pedro Alba)
  • El Itinerario (atribución realizada por Nicolás Antonio, en esta obra Yepes contaría sus distintos viajes por España).


Bibliografía

  • Diccionario Enciclopédico Hispano-americano, Tomo 23, Montaner y Simon.