Felipe II de Austria y Portugal

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Felipe II

Felipe II de Austria y Portugal, 1527-1598.

Nació en Valladolid el 21 de mayo de 1527, hijo de Carlos I e Isabel de Portugal, fue jurado Príncipe de Asturias el 19 de abril de 1528, sucediendo a su padre Carlos I, por abdicación de este en los Países Bajos el 25 de octubre de 1555, y como Rey de España en 1556, bajo el nombre de Felipe II. Fue jurado como rey de Portugal en abril de 1581, y gobernó sobre todos los estados hasta su muerte.

Fue educado por Juan Martínez Silíceo, profesor de Salamanca que le formó en lenguas, matemáticas y arquitectura, y en las artes militares su tutor fue Juan de Zúñiga.

Su caracter era reservado y desconfiado, procurando ser prudente en todas sus manifestaciones orales. En sus primeros años de regencia contó con la ayuda de Fernando Álvarez de Toledo, duque de Alba de Tormes y Capitán General de Castilla y Aragón, de Francisco de los Cobos, secretario imperial, y por el Cardenal Tavera.

Grabado figurativo de Felipe II (s.XVIII)

Se casó con María de Portugal (hija de Juan III y Catalina), y de este matrimonio nació Carlos de Austria el 8 de julio de 1548. El 12 de julio murió su esposa, y el rey encargó la educación de su heredero a los príncipes Maximiliano y María, en Flandes. Trató de contraer segundas nupcias, siendo su primera pretendida descartada por los lazos familiares que le unían a ella, e inclinando las negociaciones hacia María Tudor. La diferencia de edades (María Tudor tenía 38 años y Felipe II 27), así como el recelo de los ingleses pudieron impedir el matrimonio, pero la ortodoxia católica de María Tudor era semejante a la de Felipe II, por lo que ella misma, a la muerte de su hermano Eduardo, escribió al príncipe para contraer nupcias. El 25 de julio de 1554 se celebró la boda entre María Tudor y Felipe II. Con motivo del enlace, Carlos I cedió a su hijo los estados italianos. La relación entre Felipe II y María Tudor no fue buena, y el príncipe trasladó su residencia a Bruselas huyendo de los celos de la la reina.

Los límites geográficos del imperio de Felipe II eran tan amplios, que durante su reinado se acuñó la frase en los dominios de Felipe II no se pone nunca el sol.

Instituyó el cargo de Alférez Mayor de la Ciudad de Oviedo, cuyo poseedor debía alzar el pendón de la ciudad. Este cargo entró en conflicto por las competencias con el cargo de Alférez Mayor del Principado que instituiría Felipe IV en 1636. Murió en el Escorial (Madrid) el 13 de septiembre de 1598.


Predecesor:
Carlos
Príncipe de Asturias
1528
Sucesor:
Carlos