Estadio Buenavista/Carlos Tartiere

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Campo de fútbol del Real Oviedo desde 1932 hasta el año 2000.


En sus orígenes, el Real Oviedo jugó principalmente en el Campo de Teatinos, donde jugaba el antiguo Real Club Deportivo de Oviedo. Pero también disputó varios partidos en el de Vetusta, en Fozaneldi, que había sido el campo del Real Stadium Club Deportivo.

El campo o estadio propiamente del Oviedo, que llevó en principio el nombre de Buenavista por su emplazamiento, se inauguró oficialmente el 24 de abril de 1932 con un partido entre la selección española y la de Yugoslavia, en el que vencieron los españoles yque fue presenciado por unas veinte mil personas.

En su construcción participó Ildefonso Sánchez del Río, en cuyo honor una de las tribunas llevaba su nombre. Contaba con un aforo para 15.000 personas y destacó porque

“El Estadio de Buenavista se caracterizó por ser el primero de España que tenía una tribuna de más de 100 metros de longitud, sin ninguna columna de sujeción que pudiera impedir la visión” (Juan Martín Merino "Juanele", Historia del Real Oviedo, S.A.D., Oviedo, 1992, pág. 27)

Durante la Guerra Civil resultó totalmente arrasado y no fue restaurado hasta la temporada 1940/1941. Ahora el campo había aumentado a 20.000 localidades.

En la década de los 50 del pasado siglo XX, el Estadio de Buenavista fue vendido al Ayuntamiento de Oviedo quien cambió su denominación, en 1958, por la de “Carlos Tartiere” en honor al primer presidente del Club.

Un hito importante fue la construcción en 1969 de las torres de luz artificial que permitieron disputar partidos nocturnos. Estas torretas, como el resto del estadio, fueron totalmente reformadas con motivo de la celebración del Mundial de Fútbol en España, siendo el Tartiere una de las sedes. La reinauguración fue el 26 de abril de 1982.

Además, en este estadio también se celebraron varios conciertos de artistas internacionales como Elton John, Michael Jackson, Ramones o U2.

En 1998, por reglamento de la FIFA y la UEFA, los campos de fútbol estaban obligados a contar con todas sus localidades de asiento por motivos de seguridad. Esto suponía acometer una nueva reforma del estadio aunque el Ayuntamiento de Oviedo decidió, finalmente, construir un nuevo Campo en las proximidades del Parque del Oeste: el nuevo Tartiere.

El antiguo Carlos Tartiere comenzó a derribarse en enero de 2003, construyéndose en el solar el Palacio de Congresos de Calatrava.

Bibliografía

  • Martín Merino, J., Historia del Real Oviedo, S.A.D., Oviedo, 1992.