Calle Martínez Vigil

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Calle de la ciudad española de Oviedo.

Inicialmente se llamó Cuesta de la Noceda y, después, carretera de Gijón. El 2 de octubre de 1903 el Ayuntamiento acordó denominarla calle del Obispo Martínez Vigil, nombre que aún continúa pese a que el 11 de febrero de 1937 se restableció el de Cuesta de la Noceda. La calle del obispo se extendía desde el Alto de la Noceda hasta el Pontón de Santullano. Posteriormente, la Piñera recibió el nombre de Marcelino Fernández, ya en 1920, quedando reducida a su comienzo en Jovellanos y su conclusión en General Elorza, frente a la Fábrica de Armas.

El nombre de Cuesta de la Noceda aparece en documentos de la primera mitad del siglo XIII. En mayo de 1235 la comunidad benedictina trata concretamente de habla de su hospital situado en ese lugar, y en 1261 se señalan los límites establecidos por Alfonso X para cercar la villa de Oviedo, poniendo el final en la Noceda. Una Real Cédula de 30 de noviembre de 1339 a cargo de Enrique II dispone que la puerta de la Noceda estuviera abierta siempre que lo estaba la de Cimadevilla. Cerca de la puerta de la Noceda estuvo la Fuente de este nombre, edificada en 1763 por el Regente de la Audiencia Antonio Varela Bermúdez. Posteriormente fue trasladada cerca de la esquina que forman las calles de la Vega y San Vicente y fue destruida alrededor de 1850.

La Noceda se reducía hasta fines del siglo XVIII al sector del final de Jovellanos y el principio de Azcárraga, desde la calle de San Vicente hasta la Calleja de Santullano, donde comenzaba la antigua calle de la Vega. La Cuesta de la Noceda fue producto de la transformación de parte de la antigua Calleja al ser construida la Carretera de Gijón, inaugurada a partir de un acuerdo del Real Consejo el 20 de diciembre de 1782, que permitió su apertura mudando la fuente situada en el arco de la Noceda.

Ambas denominaciones dejaron de existir oficialmente desde que la calle recibió el nombre de Martínez Vigil. A partir de 1942, aprobado el proyecto de la Carretera de Gijón, la denominación parecía mantenerse aún en otro lugar, pero en 1966 recibió los nombres de Teniente Alfonso Martínez y Avenida del Mar.

Bibliografía