Cárcel Modelo de Oviedo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La antigua Cárcel modelo se recuperó en 2009 como archivo histórico provincial

Cárcel correccional o modelo de Oviedo, en uso desde su inauguración en 1907 hasta su cese en 1992.

Proyecto y edificación

Comenzó a construirse en 1888 siguiendo las directrices de un plan director elaborado por el asturiano Eduardo Adaro y Magro, autor, junto con Tomás Aranguren y Carlos Velasco, del proyecto de la modelo de Madrid (1876), una de las pioneras de este tipo. Inaugurada en el año 1907 en el actual barrio de Ciudad Naranco, el modelo de la antigua cárcel de Oviedo se ajusta al denominado panóptico radial o americano desarrollado durante el primer tercio del siglo XIX e introducido en Europa por los franceses, que deriva en última instancia del panóptico renacentista utilizado en los hospitales y ampliamente difundido en la península por los Reyes Católicos. Estas nuevas cárceles recogían las modernas teorías carcelarias que se habían originado a finales del siglo XVIII en Inglaterra y que más tarde acabaron extendiéndose a Estados Unidos y al resto de Europa.

Javier Aguirre fue el arquitecto provincial encargado de la adaptación del modelo a Oviedo, obra que a su marcha continuaría Nicolás María García Rivero como arquitecto director. Este modelo represor difundido en España tras el concurso de cárcel para Madrid conseguido por Adaro, Velasco y Aranguren, comienza su crisis en esta época, a pesar de su concepción regeneradora social, siendo a este respecto interesante reseñar la cantidad de cadenas perpetuas que había en la época. Resulta interesante destacar la utilización pionera del hormigón armado en estas tipologías edificatorias generadas por la rígida sociedad finisecular, debida en este caso al célebre ingeniero José Eugenio Ribera.

Descripción del edificio

La planta dibuja un aspa con cuatro pabellones de cuya intersección surge un quinto más corto, formándose una estrella de cinco puntas de la que parten los distintos patios. En esto se diferencia de la Cárcel Modelo de Madrid, similar pero con cinco brazos de igual extensión. Inmerso el espacio en un polígono cuadrangular, se distribuyó en dos zonas apartadas: la cárcel, con los cinco brazos de galerías mencionados en una ostentosa y central sala poligonal, bajo un techo de una cúpula con secciones iluminadas por amplios ventanales y una fuente de luz superior; y el pabellón administrativo, que incluye viviendas, cuerpo de guardia y otras dependencias. En el cuerpo central se alza una cúpula con luz que está destinada a la vigilancia del recinto.

Historia

Los acontecimientos más importantes vividos en el edificio se centran en la década de 1930. Desde sus muros se resistió a los revolucionarios de Octubre de 1934 y sufrió los avatares de la Guerra Civil española, tanto los combates como la represión posterior. Fue la prisión provincial hasta que en 1992 se clausuró y se inauguró el Penal de Villabona. El edificio está considerado Monumento Histórico Artístico. Tras décadas de abandono, se recuperó en 2009 como archivo histórico provincial bajo el proyecto de Remedios Fernández-Carrión, respetando al máximo la configuración original del edificio, incluso manteniendo cuatro de las celdas de la sección femenina. Tiene un moderno y avanzado equipamiento capaz albergar hasta 65 kilómetros de estanterías.

Bien de Interés Cultural

El Gobierno del Principado de Asturias aprobó el 12 de junio de 2003 un decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural al edificio de la antigua Cárcel de Oviedo, a propuesta de la Consejería de Cultura en expediente de 12 de junio de 2001. En su tramitación recibió informes favorables de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la Real Academia de la Historia, de la Universidad de Oviedo y de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias.

Bibliografía