Alcuino de York

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Alcuino de York, 735-804.

Nació en el año 735 y falleció el año 804. Durante muchos años fue el consejero de Carlomagno. Procedente de Inglaterra, donde se mantenía un foco cultural importante, estudió en la escuela benedictina de York, donde fue alumno de Egberto y Alberto. Enviado a Roma por el Arzobispo, coincidió con Carlomagno en Parma en el año 781, y Alcuino acudió a su corte al año siguiente. Enseñó durante ocho años en la Escuela Palatina, retirándose en el 796 en Tours, donde organizó su escuela y falleció en el año 804. En su puesto palatino fue sucedido por Teodulfo de Orleans.

Su papel más importante tuvo lugar a nivel teológico, colaborando en la condena a Elipando de Toledo y Félix de Urgel, defensores del adopcionismo, labor crítica que ya habían iniciado Beato de Liébana y Eterio en el año 785, y de la que Alcuino supo en años posteriores gracias a los tratados de ambos clérigos.