Adeflor

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.
Revisión del 15:50 12 jul 2012 de Feijoo (discusión | contribuciones)
(dif) ←Revisión más antigua | view current revision (dif) | Newer revision→ (dif)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Sobrenombre de Alfredo García, conspicua figura del periodismo español, cuyo nombre aparece indisolublemente unido al del diario El Comercio. Adeflor nació en Gijón el 22 de mayo de 1876, y falleció en esta misma ciudad, en la que residió durante toda su vida, el 1 de abril de 1959. Aprende las primeras letras con su padre, el maestro Justo García Fernández; estudia el bachillerato en el Instituto de Jovellanos, concluyéndolo en 1894 y consiguiendo graduarse de maestro elemental y superior al año siguiente. Se inició en la actividad periodística en las columnas de los diarios gijoneses El Comercio y El Noroeste. Algún tiempo después empieza a colaborar con El Porvenir Asturiano, donde escribían personajes como Mariano de Cavia, Emilia Pardo Bazán, Leopoldo Alas Clarín...Toma como mentor y referente al periodista Ataúlfo Friera, conocido como «Tarfe», sucediéndole en la redacción de los artículos costumbristas popularizados como charlas.

Los padres de Adeflor lo convencen para que ejerza como profesor, consiguiendo finalmente plaza en el colegio regentado por Benito Conde; a partir de este momento compagina sus actividad como periodista con la docencia y con los estudios, pues cursa estudios de Derecho a través de la enseñanza libre, recibiendo finalmente el grado de licenciado por la Universidad de Oviedo en 1909. Dos años antes ya había conseguido el título de Contador Mercantil.

El mismo año en que se licencia es nombrado redactor-jefe del diario El Comercio, que en esos momentos, a instancias de su director Enrique Requejo, acometía una profunda remodelación. En 1920, habiendo desestimado jugosas propuestas de trabajo como la plaza de redactor-jefe del El Sol para no verse obligado a marcharse de Gijón, alcanza el puesto de director de El Comercio.

En colaboración de Luis Vigil Escalera, conocido por el pseudónimo de Agustino Vélez Albo, uno de los principales representantes del costumbrismo gijonés junto al propio Adeflor, publico varios títulos: en 1900 0,50 de tipos y tipadas, en 1901, En vacaciones, y dos años después Más tipos y más tipadas, obra que dará origen en 1906 a las Charlas gijonesas, ilustradas por Ventura Álvarez Sala. Escribió en solitario Crónicas (a través de Galicia), publicada en 1902 y dedicada a Emilia Pardo Bazán, Los Rubianes, La señora del Paco y El milano; se trata de obras centradas en su mayoría en retratar, en tono realista, la cotidianeidad de las clases trabajadoras gijonesas; fueron apareciendo por entregas en las páginas de El Comercio. Su obra más destacada quizás sea El concejal, una sátira de la vida municipal.

Auténtico maestro del relato costumbrista, se centró preferentemente en Gijón y en sus problemas urbanísticos, sociales y económicos, poniendo la crítica en boca de sus personajes, casi siempre representantes de las clases trabajadoras, y consiguiendo plasmar a la perfección el lenguaje popular gijonés, el «playu».

Adeflor fue además miembro de número del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) y recibió con motivo de su jubilación la distinción de Periodista de Honor. El Ayuntamiento de Gijón dio a una de sus calles el nombre de Periodista Adeflor.

Enlaces de interés

Bibliografía