Universidad de Oviedo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

(Diferencia entre revisiones)
Revisión de 12:31 22 feb, 2007
ODS1 (Discusión | contribuciones)
corregido enlace
‚Üź Ir a diferencia anterior
Revisión de 12:33 22 feb, 2007
ODS1 (Discusión | contribuciones)
corregido enlace interno Valdés Salas
Ir a siguiente diferencia ‚Üí
Línea 1: Línea 1:
-[[Image:Ins004.png|thumb|200px|Escudo cl√°sico de la Universidad de Oviedo]][[Fernando Vald√©s Salas]], Obispo de Oviedo y Arzobispo de Sevilla, se√Īala en su testamento tras fallecer en 1568, que se done una parte de sus bienes para que se construya en [[Oviedo]] una Universidad. Sin embargo, la corrupci√≥n que malgast√≥ parte de ese erario y los problemas burocr√°ticos retrasaron la puesta en marcha de la Universidad de Oviedo. A pesar de ser creada por Real C√©dula de [[Felipe III]] en 1604, s√≥lo fue posible que comenzase a funcionar en 1608, cuarenta a√Īos despu√©s de lo acordado en el testamento del inquisidor.+[[Image:Ins004.png|thumb|200px|Escudo cl√°sico de la Universidad de Oviedo]][[Fernando Vald√©s|Fernando Vald√©s Salas]], Obispo de Oviedo y Arzobispo de Sevilla, se√Īala en su testamento tras fallecer en 1568, que se done una parte de sus bienes para que se construya en [[Oviedo]] una Universidad. Sin embargo, la corrupci√≥n que malgast√≥ parte de ese erario y los problemas burocr√°ticos retrasaron la puesta en marcha de la Universidad de Oviedo. A pesar de ser creada por Real C√©dula de [[Felipe III]] en 1604, s√≥lo fue posible que comenzase a funcionar en 1608, cuarenta a√Īos despu√©s de lo acordado en el testamento del inquisidor.

Revisión de 12:33 22 feb, 2007

Escudo cl√°sico de la Universidad de Oviedo
Aumentar
Escudo cl√°sico de la Universidad de Oviedo
Fernando Vald√©s Salas, Obispo de Oviedo y Arzobispo de Sevilla, se√Īala en su testamento tras fallecer en 1568, que se done una parte de sus bienes para que se construya en Oviedo una Universidad. Sin embargo, la corrupci√≥n que malgast√≥ parte de ese erario y los problemas burocr√°ticos retrasaron la puesta en marcha de la Universidad de Oviedo. A pesar de ser creada por Real C√©dula de Felipe III en 1604, s√≥lo fue posible que comenzase a funcionar en 1608, cuarenta a√Īos despu√©s de lo acordado en el testamento del inquisidor.


Oviedo, que hab√≠a carecido de centros de ense√Īanza universitarios durante la Edad Media, se aprovech√≥ de las urgentes necesidades de formar cl√©rigos, juristas y m√©dicos para nutrir de funcionarios los amplios dominios del Imperio espa√Īol (lleg√≥ Espa√Īa a tener por entonces 34 universidades en el territorio peninsular). No obstante, la ovetense fue una Universidad peque√Īa, conteniendo s√≥lo las Facultades de Derecho y y Teolog√≠a (con el a√Īadido de la Facultad de Artes, la Filosof√≠a), falt√°ndole la Facultad de Medicina que completaba la divisi√≥n propia de la Universidad del Antiguo R√©gimen, algo no subsanado hasta 1786 por el Obispo Agust√≠n Gonz√°lez Pisador y cuya vigencia dur√≥ hasta 1806. Sus primeros estatutos datan de su fundaci√≥n en 1608, siendo renovados en 1774 por la orden dada para reformar los estudios universitarios en toda Espa√Īa.


Sin embargo, a pesar de su origen esencialmente funcionarial, no s√≥lo produjo la Universidad de Oviedo funcionarios, sino muchos hijos ilustres importantes en la Historia de Espa√Īa: destacados e influyentes pol√≠ticos como Gaspar Melchor de Jovellanos, Agust√≠n Arg√ľelles o Evaristo San Miguel, eruditos e historiadores como Ferm√≠n Canella o M√°ximo Fuertes Acevedo, economistas como Jos√© Canga Arg√ľelles y otros muchos se formaron en sus aulas.


Con la Guerra de la Independencia, la Universidad sufri√≥ la l√≥gica suspensi√≥n de sus estudios, pero muchos de sus 512 alumnos matriculados en 1807 participaron en los motines de 1808 y constituyeron el denominado ¬ębatall√≥n literario¬Ľ durante la Guerra de la Independencia. Sus posiciones ideol√≥gicas provocaron que en 1815 Jos√© Antonio Palacio, Arcediano de Gord√≥n y can√≥nigo de la Catedral, y Francisco Lamu√Īo, del Claustro de la Universidad, visitasen la Universidad para adoptar diversas medidas coercitivas. Los alumnos universitarios, influidos por las ideas liberales, fueron tambi√©n protagonistas de la revoluci√≥n de 1820.


Durante el siglo XIX, la existencia de una Universidad en Oviedo le daba prestigio a la ciudad, pues s√≥lo diez ciudades espa√Īolas en 1845, todas capitales de provincia, dispon√≠an de centros universitarios de ense√Īanza. Siguiendo los cambios propios de la ca√≠da del Antiguo R√©gimen, a partir de 1841 aument√≥ su ense√Īanza con la facultad de Notariado. En 1867, el Plan del ministro Catalina redujo la Universidad a su facultad de Derecho, decaimiento que se cerr√≥ en 1874 con la erecci√≥n de la Facultad de Ciencias F√≠sicas y Matem√°ticas.


En la actualidad, cuando la Universidad ronda sus cuatrocientos a√Īos de existencia, se ha convertido en una m√°s de las que sobreviven en una ense√Īanza universitaria excesivamente saturada de centros, de profesorado y alumnado. El propio decaimiento econ√≥mico y poblacional del Principado de Asturias ha condicionado su n√ļmero de estudiantes matriculados, inferior a cuarenta mil al comenzar el siglo XXI.