Santa María de Trubia

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Parroquia del concejo de Oviedo de 14‚Äô59 kil√≥metros cuadrados de extensi√≥n, la segunda mayor despu√©s de Oviedo, y 1866 habitantes. Dista de la capital casi 14 km. Limita: al NE, con Udri√≥n; al Este con Godos y Pintoria; al Sur con San Adriano de Tu√Ī√≥n; y, al Oeste, con Grado.

Consta de las aldeas, lugares y caseríos de: Camales, Las Cuestas, Molina, Perlavia, Perlín, La Quintana, La Riera, San Andrés, Trubia y La Vega.

Antiguamente pertenec√≠a a la jurisdicci√≥n de Grado hasta que en el a√Īo 1884 pas√≥ a la ovetense. En este traslado de jurisdicci√≥n influy√≥ notablemente la existencia del ferrocarril hasta Oviedo.

Jos√© Manuel Gonz√°lez y Fern√°ndez Vall√©s reconoci√≥ en esta parroquia tres recintos castre√Īos que indican la antig√ľedad de los asentamientos poblacionales en la zona. Uno lo ubic√≥ en el Pico de Cogollo en Las Cuestas, otro en el Pico el Corito en Perl√≠n y, por √ļltimo, en la Pe√Īa Castillo cerca tambi√©n de Perl√≠n. √Čste √ļltimo, adem√°s, tuvo una reocupaci√≥n medieval puesto que sobre √©l se levant√≥ el Castillo de Buanga, que fue tomado por el conde Gonzalo Pel√°ez en el siglo XII.

La iglesia de Santa María de Trubia ya aparece en las fuentes diplomáticas a partir del siglo IX aunque el edificio actual es del siglo XVIII, con reformas posteriores. Junto a ésta se encuentra la finca de los Miranda-Ponce de León, con casona del siglo XVIII.

El origen de la villa de Trubia est√° relacionado con la instalaci√≥n, durante el gobierno de Carlos IV, de una f√°brica de municiones de guerra que traer√° consigo un paulatino aumento de poblaci√≥n. El ritmo de crecimiento de habitantes iba parejo al funcionamiento de la factor√≠a. De este modo, cuando √©sta estuvo parada desde el a√Īo 1808 hasta 1844, la poblaci√≥n descendi√≥ considerablemente. Despu√©s de terminada la guerra, vuelve a aumentar a la par que las instalaciones se ampl√≠an y se restablece la producci√≥n. Esta f√°brica influy√≥ de manera decisiva en el desarrollo de Trubia, tanto en lo referente a la actividad econ√≥mica como por la labor social y cultural que ejerci√≥. As√≠, entre otras cosas, la F√°brica cre√≥ varios barrios con destino a residencia de los obreros (como el de Junigro), una escuela de aprendices (la primera en Espa√Īa) o un teatro casino.

Hubo tambi√©n en Trubia una f√°brica de laminaci√≥n de hierros que estuvo en pleno funcionamiento desde 1880 hasta 1887. Para su abastecimiento, la sociedad propietaria proyect√≥ el Ferrocarril Minero Trubia-Quir√≥s para el traslado del carb√≥n de sus minas quirosanas y al que luego se uni√≥ el ramal desde Teverga. Dej√≥ de usarse en el a√Īo 1963 y hoy d√≠a su trazado es aprovechado, con uso tur√≠stico, por la conocida Senda del Oso.

En La Quintana, en 1948 comenzaron las obras para una planta de cok que comenz√≥ a producir en 1952. Sus instalaciones, con bater√≠as y talleres de preparaci√≥n de carbones, producen anualmente 125.000 toneladas de cok de fundici√≥n. Otra f√°brica que se instal√≥ en 1943 en Trubia es la Industrial Qu√≠mica del Nal√≥n cuya actividad industrial, dedicada especialmente a la carboqu√≠mica, contin√ļa hasta hoy.


Biografía

  • J. M. Gonz√°lez y Fern√°ndez Vall√©s, Miscel√°nea Hist√≥rica Asturiana, Oviedo, 1976.
  • Gran Enciclopedia Asturiana, v. 14, Gij√≥n, 1981.
  • SADEI, Nomencl√°tor de entidades de poblaci√≥n de Asturias 2003-2006, Oviedo, 2007.