Real Instituto de Estudios Asturianos

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Con la creación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas se produjo el renacimiento y proliferación de los Centros de Estudios Regionales. En este ámbito, la Diputación Provincial de Oviedo, al amparo del Patronato «José María Cuadrado», fundó el Instituto de Estudios Asturianos, tras reunión de la Comisión Gestora de la Diputación el 2 de junio de 1945, como centro de investigación y estudio para la difusión y conservación del repertorio cultural de Asturias.

Ignacio Chacón Enríquez, presidente de la Diputación, encomendó a Fernando Valdés-Hevia y Vigil Escalera que preparase sus estatutos, que fueron aprobados el 10 de octubre de 1945, refrendados por su Consejo Ejecutivo el 24 de noviembre del mismo año. Ya el 15 de noviembre fue nombrado por la Diputación el primer director del Instituto de Estudios Asturianos, el rector de la Universidad de Oviedo, Sabino Álvarez Gendín. El 30 de enero de 1946 la Diputación eligió los primeros miembros de número del IDEA entre las más destacadas personalidades de la provincia, con el nombramiento de Presidente de Honor para Fernández Ladreda, Ministro de Obras Públicas. El 4 de agosto de 1946 se celebró en el Palacio Provincial la constitución solemne del IDEA, bajo la presidencia de honor de Fernández Ladreda. En la sesión intervinieron el presidente del Instituto, el director y el presidente de honor; se procedió al juramento de los miembros numerarios y su investidura mediante la entrega del título y de la medalla académica, y se impusieron a algunos distintas condecoraciones concedidas por el Gobierno.

En un principio, su sede se emplazó en la Calle San Vicente número 3 de Oviedo. Pero en 1957 se trasladó al Palacio de Malleza-Toreno, en la Plaza Porlier, donde hoy continúa. El edificio había sido transferido a la Diputación por Ley de la Jefatura de Estado de 19 de diciembre de 1951.

Sus presidentes con carácter nato eran los de la Diputación Provincial y, con la Constitución de 1978, los consejeros de Cultura del Principado de Asturias. Sus directores siempre fueron con carácter nato los rectores de la Universidad de Oviedo, hasta que los estatutos aprobados en 1978 se modificaron para que el cargo fuese electivo cada cinco años, al igual que en las Reales Academias. El primer director designado de este modo fue Jesús Evaristo Casariego, a quien sucedieron Francisco Tuero Bertrand, José Luis Pérez de Castro y Juan Ignacio Ruiz de la Peña Solar, actual director. El Director es una parte de un Consejo General de 50 miembros numerarios, una Junta Permanente y varios miembros de honor, eméritos y correspondientes.

Han pertenecido al RIDEA las más eminentes personalidades relacionadas con Asturias y Oviedo: Ramón Menéndez Pidal, Claudio Sánchez-Albornoz, Helmut Schlunk, Fritz Krüger, Severo Ochoa, Ramón Pérez de Ayala, Juan Uría Ríu, Emilio Alarcos Llorach, Antonio García Bellido, Ramón Prieto Bances, Evaristo Valle, Paulino Vicente, Víctor Hevia, Nicanor Piñole, Antonio Floriano Cumbreño, Constantino Cabal, Manuel Fernández Avello, Melquíades Cabal, José María Patac de las Traviesas, Raúl Arias del Valle, Francisco Tuero Bertrand, &c.

En su labor de difusión de la historia, arte, arqueología, folclores, literatura, etc. de Asturias, el Instituto ha publicado más de 200 monografías y un boletín cuatrimestral, que se edita desde 1924, con más de 150 números. Igualmente ha editado o reeditado importantes obras, entre las que podíamos citar, los Diarios de Jovellanos, las actas de la Junta General del Principado o el Cancionero Musical de la lírica asturiana de Eduardo Torner.

Para promover la investigación el Instituto cuenta con un archivo con fondos de diversas instituciones (la Casa Miranda, la Colegiata de Teverga, la Sociedad Económica de Amigos del país de Asturias, Minas Figaredo) y un interesante archivo fotográfico que reúne 2.500 fotos. Por otra parte, cuenta con una biblioteca, con más de 20.000 volúmenes, compuesta por una Sección Asturiana, los fondos de la Antigua Diputación Provincial y de otros instituciones asturianas, las bibliotecas de Fermín Canella y Constatino Cabal y las donaciones de Máximo Fuertes Acevedo, Fausto Vigil o la familia Álvarez Buylla. Se completa con numerosas revistas nacionales e internacionales, reunidas por el intercambio con el boletín del Instituto, y con una completa hemeroteca de los diarios asturianos más importantes. Exposiciones, conferencias, congresos y seminarios, concursos de pintura y otras actividades son las que desarrolla habitualmente la institución.

Del 28 al 30 de septiembre de 1995 organizó la Reunión Anual de la Confederación Española de Centros de Estudios Locales. El 9 de octubre de 1991 nombró al Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón y Grecia, presidente honorífico del centro. El Instituto recibió el título de Real de manos del Rey de España, Juan Carlos I de Borbón y Borbón, el 8 de febrero de 1992.