Obispo Pelayo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

El Obispo don Pelayo con dos ministros
Aumentar
El Obispo don Pelayo con dos ministros
Pelayo, obispo de Oviedo, elegido el a帽o 1101, depuesto en 1130. Falleci贸 el 28 de enero de 1153.

Se desconocen muchos datos de vida de este importante personaje de la Historia de Oviedo, entre ellos el lugar de su nacimiento. Se sabe con certeza, por ejemplo, que en 1098 recibi贸 la consagraci贸n episcopal como auxiliar de Mart铆n I, el titular, en aquel momento, de la sede de Oviedo. Se caracteriz贸 por la defensa de los intereses territoriales de la di贸cesis de Oviedo y as铆, en 1104, le encontramos pleiteando junto al obispo de Le贸n en Roma, frente al gran arzobispo de Toledo, Bernardo, que pretend铆a incorporar a su jurisdicci贸n las di贸cesis de Oviedo, Le贸n y Palencia. El Papa Pascual II conceder铆a en esta ocasi贸n (1105) el privilegio de exenci贸n para sus sedes.

El obispo Don Pelayo, tiene una gran significaci贸n para el estudio de la historiograf铆a del reino de Oviedo. De su 芦oficina禄 sali贸 el Corpus Pelagianus, cuya parte principal est谩 compuesta por el Liber Chronicorum, donde se encuentran copiadas la mayor铆a de las Cr贸nicas compuestas anteriormente, como la Historia Gothorum, la Historia Universal de S. Isidoro, la Cr贸nica a Sebasti谩n y la de Sampiro. Compuso adem谩s una cr贸nica original, que lleva su nombre y que contin煤a las anteriores, donde se encuentran sintetizadas y subrayadas todas las caracter铆sticas de la historiograf铆a medieval: providencialismo, moralismo hist贸rico; e instrumentalizaci贸n de la nobleza frente a los intereses de la Iglesia (agustinismo pol铆tico).

El hipercriticismo de diversos autores (i.e. Lucien Barrau-Dihigo) ha cargado las tintas contra la labor historiogr谩fica de Pelayo, tach谩ndole de falsario, fabuloso e interpolador, de forma no siempre justificada. La obra que ha hecho m谩s c茅lebre al obispo Pelayo ha sido el Libro de los Testamentos donde el prelado ovetense recogi贸 todos los documentos relacionados con la situaci贸n jur铆dica, la historia y las posesiones de su di贸cesis. La importancia de esta obra no reside s贸lo en ser un importante conjunto de documentos jur铆dicos, sino que adem谩s se encuentran enriquecidos con finas miniaturas que est谩n consideradas las mejores del rom谩nico espa帽ol, constituyendo estas im谩genes por si mismas un aut茅ntico tesoro.

Casi con toda seguridad, fue depuesto en 1130, en el Concilio de Carri贸n, por motivos pol铆ticos (oposici贸n a la validez de la boda entre Alfonso VII y Berenguela) junto con los obispos de Le贸n y Salamanca y el abad de Samos.

A pesar de su destituci贸n sigui贸 viviendo en Oviedo, donde se le sigui贸 llamando obispo. Ten铆a preparadas sus pompas f煤nebres en Oviedo y se hab铆a reservado un espacio en la catedral para ser enterrado. Sin embargo la muerte le sorprendi贸 durante un viaje en Santillana del Mar en el a帽o 1153, siendo all铆 donde se le dio sepultura.



Predecesor:
Mart铆n
Obispo de Oviedo
1101-1130
Sucesor:
Alfonso