Marica Andall贸n

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Se llamaba en realidad Mar铆a Josefa Francisca Gonz谩lez y Su谩rez. Hero铆na de la Guerra de la Independencia. Naci贸 en Oviedo, aunque su familia era originaria de Andall贸n (Las Regueras), el 8 de enero de 1764 y falleci贸 en esta misma ciudad en 1848. Hu茅rfana desde muy joven y madre soltera, trabaj贸 como sirvienta en varias ciudades espa帽olas y en Burdeos. Tom贸 parte en diversos episodios de la lucha por la independencia frente a la invasi贸n napole贸nica. El 9 de mayo de 1808, al conocerse por correo los sucesos del 2 de mayo en Madrid, Marica Andall贸n, Juaca Bobela y un nutrido grupo de patriotas se opusieron a la publicaci贸n por el secretario de la Real Audiencia del bando del general franc茅s Murat; posteriormente particip贸 en los preparativos del levantamiento del 25 de mayo.

Durante la Guerra de la Independencia ocult贸 a vecinos comprometidos, particip贸 en la creaci贸n de una suerte de Asociaci贸n de Caridad para auxiliar a los heridos de uno y otro bando, encarg谩ndose adem谩s de recabar art铆culos de primera necesidad para los mismos, que se hallaban en los hospitales provisionales de Santa Clara y San Francisco; asimismo protegi贸 en varias ocasiones a las j贸venes acogidas en el Hospicio Provincial, regentado por los Jesuitas, de las vejaciones de la tropa francesa. Celeb茅rrima es tambi茅n su participaci贸n en los sucesos de la jornada del 19 de junio de 1808: un buen n煤mero de paisanos de Oviedo, junto con el Regimiento de Castropol, hab铆an sacado del Castillo Fortaleza al Conde del Pinar, Mel茅ndez Vald茅s, La Llave, Ladr贸n de Guevara y Fitz-Gerald, acus谩ndolos de connivencia con los invasores y traici贸n, y se aprestaban a fusilarlos en las inmediaciones del Carbay贸n; Marica Andall贸n corri贸 a contar al Cabildo de la Catedral lo que ocurr铆a, resolvi茅ndose al pronto organizar una procesi贸n con la Cruz de la Victoria a la cabeza para aplacar la ira del pueblo y salvar la vida de los afrancesados. La estrategia result贸 todo un 茅xito.

En 1814 regresa a Espa帽a Fernando VII, cuya iniquidad acabar铆a por grajearle el apelativo de 芦el rey fel贸n禄, quien a帽os despu茅s recibe a Marica Andall贸n en Madrid, concedi茅ndole una pensi贸n vitalicia de tres reales diarios por sus m茅ritos durante la contienda.

Bibliograf铆a