Manuel Grande Fernández

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

(Diferencia entre revisiones)
Revisión de 19:16 18 mar, 2020
Feijoo (Discusión | contribuciones)

← Ir a diferencia anterior
Revisión de 19:22 18 mar, 2020
Feijoo (Discusión | contribuciones)

Ir a siguiente diferencia →
Línea 7: Línea 7:
Manuel Grande manifiesta su particular y «pendular» dialogismo y confrontación con el Materialismo Filosófico de esta manera: Manuel Grande manifiesta su particular y «pendular» dialogismo y confrontación con el Materialismo Filosófico de esta manera:
-''«Estamos hablando de sentimientos y emociones de la mitología, la creencia, el contacto, la transformación, la relación, la idea y la metáfora, el pensamiento y la razón, que desde el Materialismo Pictórico uno comienza a ejercitar cuando aún no sabe nada del Materialismo Filosófico; así, cuando lo encuentra se da cuenta que el Materialismo Pictórico puede expresarse, viajar y moverse incrustado por lo observado, y termina analizado dentro del Materialismo Filosófico, expuesto por lo realizado; desde el arte por la música, la pintura y la literatura puede ser participado».''+''«Estamos hablando de sentimientos y emociones, de la mitología, la creencia, el contacto, la transformación, la relación, la idea y la metáfora, el pensamiento y la razón, que desde el Materialismo Pictórico uno comienza a ejercitar cuando aún no sabe nada del Materialismo Filosófico; así, cuando lo encuentra se da cuenta que el Materialismo Pictórico puede expresarse, viajar y moverse incrustado por lo observado, y termina analizado dentro del Materialismo Filosófico, expuesto por lo realizado; desde el arte, por la música, la pintura y la literatura puede ser participado».''
Manuel es un pintor, amén de una persona, excepcional. Manuel es un pintor, amén de una persona, excepcional.

Revisión de 19:22 18 mar, 2020

El pintor y filósofo confuciano gijonés Manuel Grande Fernández —Tábara (Zamora), 1951— es autor de unos impresionantes murales «cosmogónicos» («La luz, la creación y la realidad del color», «El vacío», «Entre la cueva en el suelo y la caverna en el cielo») de 4x72 metros pintados al óleo sobre lino, con atmósferas al «sfumato» matizadas con fuertes pinceladas, uno de los cuadros más grandes de la historia de la pintura pintado por una sola persona.

Manuel Grande manifiesta su particular y «pendular» dialogismo y confrontación con el Materialismo Filosófico de esta manera:

«Estamos hablando de sentimientos y emociones, de la mitología, la creencia, el contacto, la transformación, la relación, la idea y la metáfora, el pensamiento y la razón, que desde el Materialismo Pictórico uno comienza a ejercitar cuando aún no sabe nada del Materialismo Filosófico; así, cuando lo encuentra se da cuenta que el Materialismo Pictórico puede expresarse, viajar y moverse incrustado por lo observado, y termina analizado dentro del Materialismo Filosófico, expuesto por lo realizado; desde el arte, por la música, la pintura y la literatura puede ser participado».

Manuel es un pintor, amén de una persona, excepcional.