Junta General del Principado de Asturias

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Ordenanzas para el gobierno de la Junta General obra de Ignacio Flórez, 1805
Aumentar
Ordenanzas para el gobierno de la Junta General obra de Ignacio Flórez, 1805
El origen de la Junta General del Principado de Asturias ha permanecido en oscuridad mucho tiempo y s√≥lo cuando su futuro se ve comprometido con las reformas del liberalismo durante el siglo XIX, se busc√≥ estudiar su origen para defenderla y mantener su recuerdo. Luis Alfonso de Carvallo la considera la instituci√≥n representativa tradicional de los asturianos; Jos√© Caveda Nava en 1834 y su disc√≠pulo Ferm√≠n Canella m√°s adelante, remontan su origen a distintas √©pocas, como la continuaci√≥n de las reuniones o juntas celebradas en los siglos XII, XIII, XIV y XV, iniciadas probablemente por el Obispo D. Pelayo y la asamblea reunida en Oviedo en 1115. Otras hip√≥tesis sit√ļan el origen en los pueblos y municipios que formaban hermandades para asegurar sus fueros y libertades, o en los enemigos del Conde de Gij√≥n D. Alfonso Enr√≠quez, &c. Tal ambig√ľedad no implica que existan hitos posteriores m√°s seguros: Caveda mismo se√Īala que la Junta celebrada en 1378 sirve como pauta para las reuniones posteriores, afirmando siempre que se trata de la representaci√≥n tradicional de los asturianos. De forma similar la defienden Miguel de la Villa Garc√≠a y √Ālvaro Fern√°ndez Miranda.

Tabla de contenidos

Orígenes de la Junta General

En cualquier caso, el reconocimiento general de todos los autores es la carencia de documentos que atestig√ľen su existencia antes de la fundaci√≥n del Principado de Asturias en 1388. Dado lo problem√°tico de sus or√≠genes, parece m√°s acertado ligarla a la instituci√≥n del Principado, carentes de datos sobre las instituciones del Reino de Oviedo y sabiendo que el territorio asturiense ten√≠a su representaci√≥n en las cortes de Castilla. Ni siquiera se puede asegurar que las Juntas celebradas en 1444 en Avil√©s y Oviedo por el futuro Enrique IV, con el objeto de tomar posesi√≥n efectiva de los dominios y el se√Īor√≠o que le correspond√≠an como Pr√≠ncipe de Asturias, sean en sentido estricto el comienzo de la Junta General del Principado de Asturias.

Ordenanzas

Ordenanzas para el gobierno de la Junta General del Principado, obra de Ca√Īeda en 1781
Aumentar
Ordenanzas para el gobierno de la Junta General del Principado, obra de Ca√Īeda en 1781
La carencia de documentos conservados antes de 1570, debido al abandono y los trastornos que ha padecido el archivo de la Diputaci√≥n del Principado en diversas √©pocas, dejan poco margen para discutir sobre su origen exacto. Tenemos noticias sobre las primeras Ordenanzas, obra de Hernando de Vega y aprobadas en 1494, as√≠ como de las Ordenanzas de Duarte de Acu√Īa de 1594, las de Chumacero de 1622, las de Santos de San Pedro de 1659, la modificaci√≥n de Blasco de Orozco de 1701, las de 1781 de Ca√Īeda, Canga Arg√ľelles y Rivera y las de 1805 de Fl√≥rez Arango, aunque s√≥lo obtuvieron sanci√≥n real y por lo tanto vigencia efectiva las de 1494 y 1594, siendo dudoso que as√≠ sucediera con las de 1659. Asimismo, su autonom√≠a dentro del Reino de Castilla fue siempre limitada, pues carec√≠a de facultades legislativas, aunque s√≠ gozaba de las administrativas, y desde 1717, como resultado del centralismo borb√≥nico que estaba implantando Felipe V, estaba controlada por la Real Audiencia de Asturias, encargada de regular los abusos de los distintos funcionarios y de actuar como √≥rgano de control al servicio del poder central. Presidida por un regente, asumi√≥ tambi√©n funciones de juzgado de instrucci√≥n y apelaci√≥n frente a los abusos de los privilegiados.

Funcionamiento de la Junta General

La junta estaba integrada por el Regente de la Audiencia, que ejerc√≠a de Presidente, el Procurador General o Vicepresidente, el Alf√©rez Mayor del Principado, t√≠tulo otorgado a la familia Queipo de Llano en 1636 por Felipe IV y cuya representaci√≥n era perpetua (el √ļnico cargo que ostentaba esta condici√≥n), y por representantes de los 58 concejos del Principado, si bien los 24 concejos de antiguo se√Īor√≠o eclesi√°stico ten√≠an s√≥lo un tercio de voto cada uno. Una vez finalizado el periodo de sesiones, que comenzaba el 1.¬ļ de mayo de cada trienio, la Junta se constitu√≠a en Diputaci√≥n Permanente, que quedaba compuesta por el regente, el procurador general y seis representantes, uno por cada partido en que estaban divididos la totalidad de los concejos. Si para ser miembro de la Junta se precisaba la condici√≥n de terrateniente o regidor, para formar parte de la Diputaci√≥n era necesaria la condici√≥n de noble y regidor o hacendado en m√°s de 4.000 ducados de bienes ra√≠ces. La Junta era por lo tanto una instituci√≥n del Antiguo R√©gimen, que para m√°s inri se reun√≠a en la Sala Capitular de la Catedral de Oviedo, confirmando la alianza entre el Trono y el Altar.

La Junta General y la Guerra de la Independencia

Una de las cuestiones m√°s pol√©micas sobre la historia de esta instituci√≥n es la producida en el a√Īo 1808, cuando la Junta se levant√≥ contra Napole√≥n. Sin embargo, el levantamiento de 1808 en nombre de la corona espa√Īola pose√≠da por Fernando VII no fue producto de la Junta General del Principado de Asturias, que se limit√≥ a apaciguar la presi√≥n popular el 9 de mayo de 1808 para despu√©s presentar sus excusas a la Audiencia. Fue un grupo de patriotas ‚ÄĒJos√© Mar√≠a Garc√≠a del Busto, Ram√≥n de Llano Ponte y Gregorio Piquero, entre otros‚ÄĒ quienes se levantaron contra los franceses el d√≠a 25, cuando ya se conoc√≠a la convocatoria de Cortes en Bayona. Comenz√≥ as√≠ de hecho la Guerra de la Independencia en el Principado de Asturias. La propia Junta Suprema de Asturias as√≠ constituida fue la que m√°s insisti√≥ en la necesidad de crear una Junta Central, cuyos representantes asturianos ser√≠an el Marqu√©s de Camposagrado y Jovellanos, al tiempo que organiza una embajada a Inglaterra para conseguir armas y ayuda de los ingleses.
Sala Capitular de la Catedral de Oviedo, sede de la Junta General del Principado
Aumentar
Sala Capitular de la Catedral de Oviedo, sede de la Junta General del Principado
Constituida la Junta Central el 25 de Septiembre, la Junta Suprema de Asturias se convierte en Junta Superior de Observación y Defensa, evolucionando con los acontecimientos: el 2 de mayo de 1809 el Marqués de La Romana disuelve la Junta por la fuerza y crea la Junta de Armamento y Observación, que huye con la primera invasión francesa; el 4 marzo de 1810 el general Antonio Arce, a petición de la Junta Central, instaura la Junta Superior de Armamento y de Defensa del Principado; finalmente, Losada instaura el 21 de Agosto de 1811 la denominada Junta Superior Provincial.

El final de la Junta General

Con el final de las operaciones militares en el Principado de Asturias en 1812, se ensayó el modelo de representación instaurado en las Cortes de Cádiz, creándose una Diputación provincial al margen de la Junta y de cualquier institución del Antiguo Régimen. Pero este sistema declinó con el golpe de mayo de 1814 que restableció el régimen absolutista. De 1814 a 1820 la Junta fue repuesta, pero el trienio liberal (1820-1823) la derogó, sufriendo vaivenes hasta que por fin, en 1835, fue abolida, dando paso a la Diputación Provincial de Oviedo o Provincia de Oviedo, propia del nuevo modelo liberal superador del Antiguo Régimen, tras ser aprobada en 1833 la división administrativa de Javier de Burgos que eliminaba la denominación de Principado de Asturias. El Real Decreto de 21 de Septiembre de 1835, junto con la circular de 24 de Noviembre, marca la extinción de la Diputación entonces existente y con ella la de la Junta General del Principado de Asturias.

Bibliografía