Hospital-Manicomio de Llamaquique

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Foto cedida por el Archivo del Ayuntamiento de Oviedo
Aumentar
Foto cedida por el Archivo del Ayuntamiento de Oviedo

El Hospital del ex-convento de San Francisco fue insuficiente para la atención de todos los enfermos por lo que se construyó un nuevo Hospital-Manicomio en Llamaquique, sobre el Campo de San Francisco y la Calle Asturias y la de Santa Susana. Javier Aguirre proyectó el edificio que se inauguró en 1897. Aquí compartían estancias los enfermos mentales con el resto de enfermos. Si bien fue el primer hospital de Asturias en el que los enfermos mentales contaban con un edificio independiente. También recibían aquí asistencia los presos.

Constaba de dos cuerpos, de tres pisos de altura, unidos por una galería central y rodeados por patios con jardines. Había un manicomio para cada sexo y, según F. Canella, los pabellones para dementes "forman una cruz con divisiones para tranquilos, maniáticos, pensionistas, epilépticos, agitados, furiosos y enfermería". Por lo que se refiere al Hospital, con más de 400 camas, contaba "con los últimos adelantos de la materia respecto a ventilación, calefacción, alcantarillas y desagües", como también señala F. Canella.

Parece ser que además contaba con salas de maternidad, capilla, lavaderos, baños generales, cocina y panadería, sala de autopsias, etc.

En 1933, los enfermos mentales se trasladaron a un nuevo hospital en La Cadellada. Unos años más tarde, en 1937, el hospital de Llamaquique quedó totalmente destruido durante la Guerra Civil.

Bibliografía