Gustavo de la Fuente Gonz√°lez

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Gustavo de la Fuente González, principalmente recordado por ser padre de Aida Lafuente, nació en Valladolid, hijo de Mariano de la Fuente (natural de Palencia) y de Pascuala González (natural de Pedrosa del Rey, Valladolid).

Casado con Jesusa Penaos del Barrio, nacida en Le√≥n, tuvieron varios hijos: Gustavo, Daniel, Aida, Maruja, Susana y Pilar, la m√°s peque√Īa, nacida en 1919. Aida naci√≥ el d√≠a veinticinco de febrero de mil novecientos quince, a las doce de la ma√Īana, en la calle de Catalinas n√ļmero diez de Le√≥n, y fue inscrita dos d√≠as despu√©s como Aida de la Fuente Penaos en el Registro Civil de Le√≥n (secci√≥n 1¬™, tomo 55, folio 273).

La familia se trasladó a vivir a Oviedo, donde Gustavo de la Fuente trabajó como pintor de carteles y decorados para el Teatro Campoamor.

Activo comunista, fue uno de los organizadores del Partido Comunista de Espa√Īa en Oviedo. Implicado en el proceso revolucionario de octubre de 1934 contra la Rep√ļblica burguesa de 1931, en el que falleci√≥ su hija Aida, fue procesado en el correspondiente Consejo de Guerra para esclarecer y castigar en su caso sus responsabilidades en el movimiento revolucionario armado contra la legalidad republicana:

¬ęDel pasado movimiento revolucionario. Fue suspendido uno de los Consejos de Guerra anunciados para hoy en Oviedo. Por disposici√≥n de la Asesor√≠a Jur√≠dico Militar, ha sido suspendido el Consejo de Guerra que se hab√≠a de celebrar hoy en esta plaza, a las diez y media de la ma√Īana, contra el procesado Gustavo de la Fuente Gonz√°lez.¬Ľ (El Noroeste, Gij√≥n, 14 de septiembre de 1935, p√°gina. 3.)

Pasada prudentemente p√°gina sobre la intentona revolucionaria de 1934, en las elecciones del 16 de febrero de 1936 fue Gustavo de la Fuente elegido para el Ayuntamiento de Oviedo, en la candidatura del Frente Popular, formando parte de las listas del Partido Comunista de Espa√Īa:

¬ęComisi√≥n gestora en el Ayuntamiento de Oviedo. En el Gobierno civil se nos dio la relaci√≥n de los nombres de gestores que hoy habr√°n de posesionarse del Ayuntamiento: Don Lorenzo L√≥pez, don Luis Oliveira, don Joaqu√≠n Gonz√°lez, don Jes√ļs Vallina, don Manuel Mart√≠nez, don Teodoro L√≥pez Cuesta, don Teodomiro Men√©ndez, don Aurelio Cuesta, don Ram√≥n Garc√≠a √Ālvarez y don Valent√≠n Calleja, socialistas. Don Jos√© San Mart√≠n, don Enrique Fern√°ndez, don Luis P√©rez Lozana, don Juan Bautista √Ālvarez, don Rafael √Ālvarez, don Nicol√°s Gallego, don Justo Fern√°ndez y don Alfonso Colubi, de Izquierda Republicana. Don Gustavo de la Fuente y don Ram√≥n Roza, comunistas.¬Ľ (El Noroeste, Gij√≥n, 13 de marzo de 1936, p√°gina. 2.)

¬ęAgustina de Arag√≥n, Mariana Pineda, Aida Lafuente, Lina Odena: Hero√≠nas de la independencia y la libertad de Espa√Īa¬Ľ
Aumentar
¬ęAgustina de Arag√≥n, Mariana Pineda, Aida Lafuente, Lina Odena: Hero√≠nas de la independencia y la libertad de Espa√Īa¬Ľ

Durante la Guerra Civil permaneci√≥ en Madrid. En 1937 presid√≠a el Sindicato de Profesionales de las Bellas Artes (de la UGT), estructura puesta entonces al servicio de la propaganda pol√≠tica, en la que junto a Gustavo de la Fuente desarrollaron su actividad art√≠stica Emeterio Melendreras (1905-1996), Antonio Ca√Īavate G√≥mez (1902-1987), el socialista Luis Quintanilla (1893-1978)..., primero al servicio de la Consejer√≠a de Propaganda y Prensa de la Junta de Defensa de Madrid, y a partir de abril de 1937, directamente dependiendo de la Subsecretar√≠a de Propaganda. En ese entorno se elabor√≥ el cartel ¬ęHero√≠nas de la independencia y la libertad de Espa√Īa¬Ľ, en el que se unen los nombres de Agustina de Arag√≥n y Mariana Pineda con los de Aida Lafuente y Lina Odena. Aseguraba Gustavo de la Fuente en una entrevista en 1937 que ¬ętoda nuestra labor est√° considerada como trabajo auxiliar de guerra¬Ľ, y en otra entrevista describe c√≥mo trabajaba el grupo que √©l dirig√≠a:

¬ęNuestro estudio depende, en su totalidad, de la Delegaci√≥n de Propaganda y Prensa y tiene constituido un Comit√© de Taller formado por cinco elementos art√≠sticos, que son: Enrique Garr√°n, Carlos Gir√≥n, Manuel Moyano, Pedraza Blanco y yo, responsable. Este comit√© se re√ļne forzosamente una vez a la semana y todas las veces que lo reclaman las necesidades del trabajo para resolver problemas interiores sobre la creaci√≥n y distribuci√≥n de las obras. El funcionamiento del estudio depende de la cantidad de labor a desarrollar, seg√ļn circunstancias. Nuestros compa√Īeros no trabajan con arreglo a horario fijo, sino seg√ļn las necesidades de cada obra en realizaci√≥n; pero nunca menos de siete horas diarias. En el taller suelen encontrarse catorce o m√°s pintores cada d√≠a, que llegan hacia las ocho de la ma√Īana. Como todos son profesionales no necesitan control para su trabajo. (...) Todos los artistas cobran un sueldo de guerra –diez pesetas– cuando trabajan. Adem√°s tienen un peque√Īo premio que se otorga al boceto aprobado para reproducir. El mayor est√≠mulo de todos es que se les acepte uno de estos bocetos y la satisfacci√≥n de contribuir as√≠ a la mejor defensa de la causa antifascista. Trabajan con verdadero desinter√©s, y lo que ganan, aparte del sueldo diario, suelen entregarlo al Socorro Rojo Internacional y a otras entidades ben√©ficas. (...) Las ideas nacen en la Junta Delegada de Defensa y en este taller. Despu√©s de aceptadas se convierten en lema para exponer dentro del estudio y del Sindicato, con objeto de que todos los sindicados puedan presentar sus bocetos, desarrollando cada lema seg√ļn la visi√≥n art√≠stica personal. Se da un plazo de entrega de estos bocetos con arreglo a la actualidad de cada uno y que viene a ser de doce horas a tres d√≠as. Por fin, aprobado, se convierte en cartel y se fija, de acuerdo con el Sindicato de Fijadores CNT, que nos hace, por cierto, un precio especial.¬Ľ (Mario Arnold, ¬ęLos cartelistas revolucionarios. C√≥mo funciona el estudio que naci√≥ de una visita a las trincheras. Los artistas revolucionarios ganan diez pesetas como los milicianos. El mejor premio para los cartelistas es la aprobaci√≥n de un boceto¬Ľ, Heraldo de Madrid, 9 de febrero de 1937, p√°gina 6; apud Jos√© √Ālvarez Lopera, ¬ęArte para una guerra¬Ľ, Cuadernos de Arte e Iconograf√≠a, Madrid 1990, tomo III, 5.)


La familia de Gustavo de la Fuente permaneció inicialmente en Oviedo, falleciendo en el frente sus hijos Gustavo y Daniel en los primeros momentos de la Guerra Civil. Jesusa Penaos también falleció al poco de comenzar la Guerra, fusilada en el Campo de San Francisco, en Oviedo.

Al parecer Gustavo de la Fuente murió en Madrid antes de que terminara la Guerra Civil.

Sin embargo, en plena postguerra, el Tribunal Especial para la Represi√≥n de la Masoner√≠a y el Comunismo le abri√≥ expediente (Archivo General de la Guerra Civil Espa√Īola, Secci√≥n Especial Masoner√≠a, B, C. 54, exp. 14), al figurar su nombre en una relaci√≥n de miembros de la Logia Jovellanos de Gij√≥n, de 22 de noviembre de 1919. Y en el Sumario 693-44, formado el 2 de junio de 1944 (Archivo General de la Guerra Civil Espa√Īola, Expedientes de Causas, TERMC 10222) ¬ęcontra Gustavo de la Fuente Gonz√°lez por delito de masoner√≠a¬Ľ, fue ¬ęcondenado a 12 a√Īos y un d√≠a de reclusi√≥n menor e inhabilitaci√≥n absoluta perpetua¬Ľ.