Gonzalo Pel√°ez

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Gonzalo Pel√°ez, conde asturiano del siglo XI-XII.

Su familia eran se√Īores de P√°ramo y La Focella (Teverga), conocidas como las Tierras del Privilegio, t√≠tulo otorgado por Bermudo III. Por ello se cree que Gonzalo Pel√°ez naci√≥ en P√°ramo. Ten√≠a gran poder en la zona central de Asturias, alcanzado su encumbramiento pol√≠tico y social en el reinado de Do√Īa Urraca. Esta escalada social es apreciable en unos treinta y nueve documentos del Archivo de la Catedral de Oviedo y del Monasterio de San Vicente: en 1095 aparece confirmando un documento sin t√≠tulo alguno pero paulatinamente comienza a figurar como caput terra, potestas in Asturias, comite, regentem Asturias o Asturiis presidente. Pero en tiempos de Alfonso VII el Emperador tambi√©n recibi√≥ los t√≠tulos de c√≥nsul y jefe de milicias de Asturias, e incluso alferiz regis. Sin embargo, y desconoci√©ndose las causas exactas, el conde no ces√≥ de sublevarse contra Alfonso VII hasta el fin de sus d√≠as. Aunque tambi√©n pudo rebelarse en tiempos de la reina Do√Īa Urraca, seg√ļn narra muy lac√≥nicamente la Chronica Adefonsi Imperatoris.

La citada Cr√≥nica es m√°s descriptiva para las insurrecciones posteriores. Corr√≠a el a√Īo 1132 cuando Gonzalo Pel√°ez hab√≠a buscado la alianza con otros nobles para sublevarse contra Alfonso VII. Pero, el a√ļn monarca, enterado de estos prop√≥sitos, mand√≥ prender a algunos de sus partidarios y entonces el conde huy√≥ a Asturias, refugi√°ndose en el castillo de Tudela. Alfonso VII le sigui√≥ y le siti√≥ en este castillo adem√°s de apoderarse de otros como el de Goz√≥n. Ante esta situaci√≥n, Gonzalo Pel√°ez pact√≥ una tregua de un a√Īo durante el cual el rey no le declarar√≠a la guerra, para poder dedicarse a la lucha contra los moros, y el conde le entregar√≠a a √©ste el castillo de Tudela a cambio de los castillos de Proaza, Buanga y Alba en Quir√≥s. Sin embargo, durante este per√≠odo de paz, Gonzalo Pel√°ez aprovech√≥ para recuperarse en el castillo de Alba volvi√©ndose a sublevar dos a√Īos m√°s tarde. Alfonso VII, se dirige entonces con sus tropas al citado castillo pero, dado que la lucha en un primer momento resulta favorable para el conde, decide regresar a Le√≥n dejando al cargo de la misi√≥n a Don Suero y Don Alonso. √Čstos logran apresar a varios hombres de Gonzalo Pel√°ez pero √©ste todav√≠a resiste dos a√Īos m√°s hasta que llega a un nuevo acuerdo con el emperador: por mediaci√≥n del obispo de Le√≥n, don Pedro Arias, el conde Gonzalo es perdonado por Alfonso VII y recibe el castillo de Luna (en Le√≥n) que ten√≠a Don Suero.

Dos veces más se rebeló Gonzalo Peláez lo que provoca que el Emperador, primero, le condene a prisión en el castillo de Aguilar y, finalmente, lo destierre a Portugal. Desde allí preparaba el conde una nueva sublevación cuando le sorprendió la muerte a causa de unas fiebres. Sus leales trajeron su cuerpo a Oviedo para ser enterrado.