Gontrodo Petri

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Doncella asturiana del siglo XII con la que seg√ļn la Chronica Adefonsi Imperatori mantuvo relaciones √≠ntimas Alfonso VII, el Emperador cuando √©ste se hallaba en Asturias, alrededor del a√Īo 1132, combatiendo al levantisco Gonzalo Pel√°ez. De esta cohabitaci√≥n nacer√° Urraca, la Asturiana, personaje destacado del siglo XII, esposa del rey Garc√≠a Ram√≠rez de Navarra, que ser√° conocida, al regresar a Asturias tras la muerte de su marido y asumir efectivamente funciones gubernamentales incluso despu√©s de muerto el Emperador, como la "Reina de Asturias".

La referida cr√≥nica presenta a Gontrodo como miembro de la m√°s alta nobleza asturiana y facilita los nombres de sus progenitores: Pedro D√≠az el Asturiano y Mar√≠a Ord√≥√Īez. Se tienen noticias muy dispersas de estos personajes que muy posiblemente no pasaran de ser simples terratenientes, cuya posici√≥n social es exagerada por la cr√≥nica a fin de excusar el desliz del monarca. Es posible que tomaran parte en el pleito celebrado en 1132 en Oviedo ante la Curia Regia y presidido por Alfonso VII: el abad de San Pedro de Eslonza imputaba a un matrimonio con estos mismo nombres, el haberse apoderado del monasterio de San Juan de Verbio. A√Īos m√°s tarde, una Mar√≠a Ord√≥√Īez erige y dota el hospital de Rioseco en Siero, don√°ndolo al Monasterio de San Vicente en 1141.

Gontrodo Petri, tras sus encuentros con el Emperador y el ulterior alumbramiento de su hija, se aparta de la vida p√ļblica figurando tan s√≥lo en dos ocasiones en los documentos conservados en San Vicente, cenobio que se benefici√≥ de sus donaciones, en los que se da cuenta de los bienes que recibi√≥ de Alfonso VII. No se inmiscuy√≥ en ning√ļn momento en las labores de su hija cuando √©sta regres√≥ a la regi√≥n, sino que fund√≥ el Monasterio de Santa Mar√≠a de la Vega, cuyo solar es ocupado desde mediados del siglo XIX por la F√°brica de Armas de Oviedo, expidiendo su carta fundacional, en la que se detalla el patrimonio mon√°stico, en 1153 e ingresando en el mismo para permanecer all√≠ hasta su muerte.

El monasterio de La Vega fue puesto bajo la disciplina de la congregaci√≥n francesa de Fontevrauld San Roberto de Arbrissel, que segu√≠a una regla inspirada en la de San Benito de Nursia pero radicalizada con un marcado rigorismo asc√©tico. No deja de ser curioso que Gontrodo, devota de San Vicente y necesariamente conocedora del cenobio ovetense de San Pelayo, acogido tambi√©n a la regla benedictina, encomendase el monasterio de Santa Mar√≠a de La Vega a esta congregaci√≥n francesa que no hab√≠a tenido excesiva preponderancia en Espa√Īa. Se especula con la posibilidad de que pesase sobre ella el precedente del Monasterio de Santa Mar√≠a de la Vega de Cea, ubicado en Le√≥n, perteneciente a Fontevrauld y con el que es posible que su padre hubiera mantenido alguna relaci√≥n; no debe obviarse tampoco que el Emperador manifestaba cierta simpat√≠a hacia el estilo mon√°stico franc√©s.

Seg√ļn se sabe por la Chronica Adefonsi Imperatori, Gontrodo vivi√≥ veintitr√©s a√Īos en el convento, lo que no est√° claro es si recibi√≥ los h√°bitos, convirti√©ndose en monja en el sentido estricto, o si simplemente residi√≥ en el convento en compa√Ī√≠a de servidores y familiares seg√ļn la usanza de la √©poca para damas retiradas de la actividad p√ļblica, especialmente cuando el abandono de la vida en sociedad estaba relacionado con episodios cortesanos desagradables. En cualquier caso, el epitafio de Gontrodo Petri, colocado sobre un sepulcro rom√°nico que en la actualidad se conserva en el Museo Arqueol√≥gico de Asturias, la presenta como una mujer virtuosa.

El Monasterio de Santa Mar√≠a de la Vega se independiz√≥ prontamente de la congregaci√≥n de Fontenvrauld, acogi√©ndose a la regla benedictina ordinaria. A principios del siglo XIII La Vega aparece estrechamente relacionado con el Monasterio de San Pelayo, donde fueron realojadas las religiosas de aqu√©l y su material documental, que a√ļn hoy permanece en San Pelayo, al ser confiscado y demolido por las autoridades para instalar en su solar la F√°brica de Armas de Oviedo.