El asesino no está solo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Ficha cinematográfica de El asesino no está solo

Image:El_asesino_no_esta_solo-522939443-large.jpg


Estreno: 1975


DuraciĂłn: 81 min.


Dirección: Jesús García de Dueñas


Guión: Jesús Torbado, Jesús García de Dueñas


MĂşsica: *


FotografĂ­a: Fernando Arribas


Reparto: David Carpenter, Lola Flores, Luis Ciges, Teresa Rabal, James Philbrook, MarĂ­a Rohm


Productora: Eguiluz Films


Premios: *


GĂ©nero: Intriga


A causa de un trauma psicológico ocurrido durante su niñez, Julio detesta profundamente a las mujeres. Un día asesina a una prostituta que intentaba seducirlo. Se esconde en una pensión donde conoce a Mónica, la hija de la dueña del establecimiento, por la que empieza a sentir cierto afecto. Pero al poco tiempo mata a otra prostituta que se aloja en la misma pensión. Su padre, un hombre de negocios, sospecha que su hijo puede estar tras los asesinatos y, para ayudarle, decide trasladarse a Madrid y ponerse en contacto con una agencia de detectives.

«El monstruo de Avilés se llama Julio, y existe, cinematográficamente claro, desde que en 1975, Jesús García de Dueñas, rodó la película El asesino no está solo, protagonizada, principalmente, por Lola Flores y Luis Ciges, que relata vida y trajín asesino del tal Julio, joven de familia acomodada avilesina, relacionada con la industria siderúrgica.

Los exteriores se rodaron en Avilés y Salinas. Pero el mayor protagonismo lo tienen las espectaculares instalaciones industriales (hoy desaparecidas, después de ser monstruosamente dinamitadas, sin previo estudio) de la empresa, o la factoría, como entonces se conocía mayormente en Avilés a Ensidesa, y no la fabricona, como algunos, equivocadamente, escriben.

En la central térmica (una de las destruidas, hace bien poco), Lola Flores armó el taco entre los productores, como denominaba Ensidesa a sus trabajadores, con sus celebrados chascarrillos:

— ¿Y vosotros-ustedes pa que queréis un casa tan grande que solo sirve pa fabricá electrisidá? Yo la fabrico solita. ¿Que cómo? ¡Pues bailando, que saco chispas!

Pero la película no es tan graciosa, porque Julio, el monstruo de Avilés, es el prototipo de esquizofrénico, asesino en serie de prostitutas, papel interpretado por David Carpenter.

El guión fue escrito por Dueñas y Jesús Torbado, aquel premio Planeta de 1976. Pero a pesar del reclamo de Lola Flores, la película —a Dios gracias— fue un fracaso comercial rotundo. Que en materias de monstruosidades, las justas.» «El monstruo de Avilés» ALBERTO DEL RÍO LEGAZPI. La Nueva España. Viernes 02 de abril de 2010.