Eduardo Herrera Bueno

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Eduardo Herrera Bueno, conocido como Herrerita, 1914-1991.

Naci贸 en Gij贸n el 5 de julio de 1914 y falleci贸 en Oviedo el 15 de agosto de 1991. Considerado por los entendidos como el mejor futbolista asturiano de todos los tiempos y, junto con Isidro L谩ngara, el mejor del Real Oviedo en toda su historia y el m谩ximo goleador del club. Era el menor de ocho hermanos del matrimonio de Jos茅 Herrera Coronado y Enriqueta Bueno Pe贸n. En su ambiente familiar encontr贸 el ejemplo a seguir, pues las cualidades futbol铆sticas de su hermano Ram贸n Herrera eran entonces muy valoradas. Jugando en la posici贸n de interior, destac贸 por sus habilidades en el regate y su potente disparo y remate de cabeza. Se inici贸 en el f煤tbol en la Playa de San Lorenzo de Gij贸n y milit贸 en clubes como el Sporting Cifuentino, Club Herrera, San Fernando y Cimadevilla, fichando con 16 a帽os por el Sporting y jugando con su hermano Ram贸n. En julio de 1933, con 19 a帽os, fue traspasado al Real Oviedo por 30.000 pesetas, cantidad fabulosa para entonces y s贸lo superada por la del traspaso del portero Zamora al Real Madrid.

Desde entonces logr贸 mantenerse como titular indiscutible en un equipo plagado de grandes jugadores. Terminada la guerra civil, Herrerita y su compa帽ero Emil铆n ficharon por el F. C. Barcelona al no poder competir el Real Oviedo por estar su campo destrozado por las trincheras. Volvi贸 al Real Oviedo para abandonarlo nuevamente en 1950, despu茅s de jugar a lo largo de su carrera 270 partidos y ser seis veces internacional. Posteriormente jug贸 una temporada nuevamente con el Sporting de Gij贸n, retornando en 1952 al equipo de la capital del Principado de Asturias como ayudante de entrenador. El 30 de marzo de 1952 se disput贸 un partido en homenaje a Herrerita entre el Atl茅tico de Madrid y el Real Oviedo en el Estadio de Buenavista, posteriormente Carlos Tartiere.

El 28 de junio de 1984 se le otorg贸 su nombre a la calle que nace en la de Jos茅 Tartiere y termina en la de Policarpo Herrero y bordeaba la tribuna Este del antiguo y derribado estadio ovetense Carlos Tartiere.

Bibliograf铆a