Cruz de distinción del Ejército de Asturias

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Asturias nunca Vencida
Aumentar
Asturias nunca Vencida
El 4 de junio de 1815 fue instituida por Fernando VII para premiar, como textualmente se redacta en la Real Orden, «el entusiasmo, valor y bizarría con que se condujo el Ejército asturiano en el tiempo que circundada de enemigos aquella región y sin auxilios del Gobierno Supremo, se sostuvo durante un año a pesar de sus reducidos efectivos, con escarmiento para el enemigo al que batió y rechazó con mucha gloria de las reales armas y honor de sus naturales». Tales logros no podían ser más ciertos, pues estos hombres habían expulsado de su región a los generales franceses Ney, Kellerman y Bonet, invasores del Principado de Asturias.


La medalla se compone de una cruz de cuatro aspas ensanchadas, con esmalte blanco y rematados por triángulos isósceles de color amaranto, cayendo sobre un centro que presenta como escudo las Armas de Asturias sobre campo azul orlado en blanco con el lema «Asturias nunca vencida», frase acuñada por el entusiasmo popular al comenzar la guerra, y sobre el reverso la inscripción «Exercito Asturiano 1808». Una corona de laurel y encina colocada la une por el brazo superior a la cinta con la que unirla al ojal de la casaca, mitad color de caña subido y mitad amaranto.