Corrada del Obispo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Vista de la plaza Corrada del Obispo
Aumentar
Vista de la plaza Corrada del Obispo

Plaza de la ciudad española de Oviedo.

Casi adyacente a la Catedral de San Salvador, es una de las zonas representativas del casco histórico de Oviedo; en ella se ubican el Palacio Episcopal y el Conservatorio Superior de Música de Asturias, instalado en la ostentosa casa erigida por el deán Benigno Rodríguez Pajares. De planta trapezoidal, la Calle Canóniga, la Calle San Vicente y la Calle San José la delimitan junto con los edificios citados.

El nombre de Corrada del Obispo parece se remonta al siglo XIII, concretamente al año 1265, en que se fecha un documento según el cual una casa de la Rúa de Barredo limitaba por su parte posterior con la plaza del corral del Obispo. Este nombre de corral del obispo se repite en 1294 y a partir de entonces en multitud de documentos. Tal denominación alude al Palacio Episcopal que aquí se ubica.

En 1820, durante el Trienio Liberal, se cambió el nombre de la plaza por Plaza Álvarez Acevedo, en memoria del militar liberal Félix María Álvarez Acevedo, héroe de la Guerra de la Independencia muerto en combate el 10 de marzo de 1820 tras haberse sublevado en Galicia, logrando conquistar toda la región para la causa liberal y contribuyendo de forma decisiva al triunfo del pronunciamiento de Rafael del Riego. Este nombre fue suprimido y repuesto varias veces a lo largo del siglo XIX siendo definitivamente suprimido por resolución del ayuntamiento franquista el 11 de febrero de 1937, restableciéndose el nombre de Corrada del Obispo.

Junto con denominaciones como Plaza de Riego o Calle Altamirano, Álvarez Acevedo fue uno de los primeros nombres que por resolución municipal venían a sustituir a los que habían surgido de forma espontánea.

Antiguamente la Corrada del Obispo estaba separada totalmente de la Calle Canóniga por una hilera de casas que avanzaban desde la tapia del Palacio Episcopal hasta la Calle San José; a principios del siglo XX fueron derribadas las contiguas a la tapia, quedando comunicada la Corrada con Canóniga, y finalmente en 1956 se derribaron la restantes ensanchándose la Corrada hasta la misma Calle Canóniga. De la mampostería de esas casas, en las que habían nacido Francisco Martínez Marina y la poetisa Micaela de Silva y Collás, se conservó un bello capitel que hoy puede admirarse en el Museo Arqueológico de Asturias.

Desde el balcón de la Puerta de la Limosna (llamada así por la costumbre de que el obispo y el Cabildo repartiesen pan a los necesitados en jueves santo), en el claustro de la Catedral, se anunció al pueblo de Oviedo la declaración de guerra a Francia por la Junta General del Principado. En frente del Palacio Episcopal estaba la llamada Casa del Deán Payarinos, hoy ocupada por el Conservatorio de Música, donde anteriormente debió estar la Fuente del Baptisterio o del Paraíso (ver: Calle Paraíso). Está documentada la existencia de una especie de fuente, llamada de Sansón, en el siglo XIV cerca de la entrada de la casa arzobispal que muy posiblemente fuesen los caños a los que hacen referencia documentos del siglo XVII.

Bibliografía