Coronación de Don Pelayo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Con este título se firman tres obras distintas premiadas en 1753 en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, ya que la prueba «De pensado» realizada este año llevo como tema «La Elección de Don Pelayo por Rey de España».

La «Coronación de Pelayo» de Fco. Casanova
Aumentar
La «Coronación de Pelayo» de Fco. Casanova
El primer premio fue para Francisco Casanova (Zaragoza 1734-México 1778) que realizó un óleo sobre lienzo, de 1,06x 1,26 m de medida, en la que se ofrece una visión muy alegórica del tema exigido, tratando de explicar a través del simbolismo el acontecimiento. Los personajes del cuadro guardan una estética muy neoclasicista: muy musculados y ataviados con uniformes similares a las túnicas griegas y romanas.

A los pies de Pelayo y derruidos se encuentran los estandartes del Islam. Un ángel sostiene la Cruz de la Victoria y una corona de laurel en el centro de la escena, mientras Pelayo es investido con la corona real. En la esquina inferior derecha, señalando la escena se encuentra un personaje semidesnudo, que porta en sus manos una piel de cordero y que se ha interpretado que pudiese simbolizar a Jasón, estableciendo un paralelismo entre el héroe asturiano y el griego.

La «Coronación de Pelayo» de José Rufo
Aumentar
La «Coronación de Pelayo» de José Rufo
El segundo premio fue otorgado a José Rufo, con una visión menos grecolatina y más próxima al realismo, aunque muy actualizada. La escena de la coronación está presentada en primer plano, y ocupando el centro y en perspectiva se ve claramente un edificio que recuerda a la ermita de Covadonga, cercada por las cascadas de agua que forma el río Deva.

Pelayo porta en sus manos la cruz y la espada, teniendo a sus pies sus armas de guerra (carcaj, casco y escudo) siendo coronado sólo con laurel, y no con una corona como en el caso de Casanova.

El vestuario de los personajes está muy actualizado, portando los soldados y el propio Pelayo la indumentaria típica (incluidas corazas) del siglo XVIII y no la que podría suponerse que llevaban en el siglo VIII.

La «Coronación de Pelayo» de Juan Ramírez de Arellano
Aumentar
La «Coronación de Pelayo» de Juan Ramírez de Arellano
El tercer premio fue para Juan Ramírez de Arellano (¿?- Zaragoza 1782). En este cuadro se muestra una escena distinta a las de los dos primeros premios. Pelayo ya ha sido coronado y sus soldados lo alzan sobre su escudo. En esta representación, puede verse a la izquierda del héroe una figura religiosa, que por el atuendo ha de ser un obispo y que probablemente este representado al obispo Urbano.

La representación de los ropajes se encuentra a medio camino entre lo medieval y lo bizantino, utilizando el color amarillo en las vestimentas para destacar los elementos centrales de la composición.

Bibliografía