Convento de San Francisco

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Fue fundado en Oviedo, en el siglo XIII, por Fr. Pedro, conocido como el Compadre por ser compa√Īero de San Francisco de As√≠s. Cerca de la sacrist√≠a se encontraba su nicho con arquito de madera cuya l√°pida funeraria hoy se conserva en el Museo Arqueol√≥gico de Asturias. Pero de esta primitiva construcci√≥n poco se sabe.

En las centurias siguientes se llevaron a cabo una serie de reformas. As√≠, parece que el maestre Calatrava Gonzalo Mart√≠nez de Oviedo hizo la capilla mayor y el crucero. Por otra parte, don Alfonso de Valdecarzana, Gobernador de Asturias en 1487, reedific√≥ la iglesia. Igualmente, en el siglo XV, en el brazo izquierdo del crucero, se ados√≥ la capilla de los Arg√ľelles. Posteriormente, se a√Īadieron otras. Esta capilla de la familia Arg√ľelles era de planta cuadrada, con cubierta de crucer√≠a y ventanas apuntadas que tambi√©n hoy se conservan en el Museo Arqueol√≥gico.

A través de distintas fuentes podemos discernir la estructura de la iglesia del convento. De planta de cruz latina, la capilla mayor, las dos colaterales, de menor altura, y el crucero eran de estilo gótico. El ábside, de planta poligonal de 7 lados, tenía cinco ventanas apuntadas y contrafuertes escalonados, siguiendo el modelo de otras muchas iglesias franciscanas. Tenía cubierta abovedada con arcos torales sobre machones sustentados por columnas con capiteles ricamente decorados. Otro capitel bizantino, actualmente en el Museo Arqueológico, sustentaba la pila de agua bendita. También es de resaltar un bello rosetón en el lado sur del crucero.

La fama y prestigio de la orden franciscana entre las poblaciones urbanas tambi√©n es apreciable en Oviedo. As√≠, muchas de las principales familias ovetenses, como los Bernaldos de Quir√≥s, patronos de la capilla mayor, los Marqueses de Santa Cruz de Marcenado, Vald√©s, Miranda o Canga Arg√ľelles.

Tras la desamortizaci√≥n de Mendiz√°bal, el edificio cambia su funci√≥n religiosa por la de beneficencia puesto que el primer Hospital General de Asturias se ubic√≥ aqu√≠. En la ciudad hab√≠a varios hospitales (como el de San Juan, el de Santiago o el de Remedios, de patronato del Cabildo) que se quedaron peque√Īos por lo que se hab√≠a proyectado, ya desde el siglo XVI, reunirlos en uno. Este hospital √ļnico finalmente se abri√≥ en el a√Īo 1837 en el edificio ocupado antes por el convento franciscano. Unos a√Īos despu√©s fue declarado provincial y pas√≥ a depender de la Diputaci√≥n provincial de Oviedo. Seg√ļn recoge F. Canella, para su instalaci√≥n se hicieron obras de adecuaci√≥n del ex-convento que ten√≠a 8 salas para hombres, 5 para mujeres, galer√≠a de ba√Īos, salas de autopsia y dep√≥sito, cocina, lavadero, estufa para desinfecci√≥n de ropas, jard√≠n y huerta. Contaba con un Director, personal administrativo, dos capellanes, seis m√©dicos, siete practicantes, dieciocho hermanas de la Caridad, un farmac√©utico, dos ayudantes y trece enfermeros. El r√©gimen de visitas m√©dico era de dos diarias adem√°s de un servicio de guardia permanente.

Con el tiempo este hospital también resultó insuficiente por lo que la Diputación enajenó el edificio en 1882 y con la venta del solar construyó un nuevo hospital en Llamaquique.

Por otra parte, también en 1882 se derribó el templo de la parroquia de San Juan trasladándose entonces la parroquial a la iglesia del antiguo convento de San Francisco. Por ello, hay muchas imágenes y retablos de la antigua parroquial, como la talla de San Juan, obra de Francisco Meana.

En 1902 fue derribado el edificio, con motivo de las obras de prolongación del ensanche de la Calle Uría, y el solar pasó a ser ocupado por la Diputación provincial de Oviedo ubicado en la conocida hoy como Calle Fruela. Por otra parte, el Campo de San Francisco ocupa parte del huerto del antiguo convento el cual pasó a propiedad del Ayuntamiento de Oviedo cuando la desamortización de Mendizábal en 1836.


Bibliografía