Cofradía de La Balesquida

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Antigua Cofradía de Nuestra Señora de la Balesquida es el nombre con el que se conoció durante siglos, a la que hoy se denomina como Antigua Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza. La Balesquida, la cual tiene su sede en la capilla del mismo nombre. La denominación proviene de la corrupción del nombre de la egregia dama fundadora, doña Velasquita Giráldez.

La Cofradía de la Balesquida remonta sus orígenes hasta el 5 de febrero de 1232, día en el que la citada dama declaraba al comienzo del testamento fundacional de la misma, que hacía e instituía una cofradía para «los sastres y otros vecinos y buenos de la ciudad de Oviedo» haciendo «donación, doctación é nueva institución última y postrera voluntad por redención de mi ánima y de mis padres y de todos mis bienhechores, á vos todos los confrades de la confradía que hago é instituyo de los alfayates ó jastres y de otros vecinos y buenos de la Ciudad de Oviedo» de un hospital, con todas sus pertenencias, situado cerca del Castillo Real de Oviedo, que había fundado para recibimiento de los pobres. Dona, igualmente, otra serie de bienes para el mantenimiento del dicho hospital. A cambio, los cofrades se obligan a pagar quince maravedíes a un presbítero de la capellanía de San Tirso para que cada día celebre una Misa por el alma de la fundadora.

Las primeras reglas datan del año 1450. En esta Cofradía y sus seculares tradiciones, están los orígenes de la popular fiesta del Martes de Campo.

En 1929 la Cofradía estuvo a punto de desaparecer, pero pudo mantenerse gracias a la creación, en 1930, de la Sociedad Protectora de la Balesquida, con la finalidad de ayudar y proteger a la Cofradía.

Desde mediados de los años 60 del siglo XX, existió la costumbre, no escrita ni recogida en los Estatutos o Reglas, de que para ingresar como cofrade, los aspirantes, debían de ser menores de un año.

El 14 de diciembre de 2012 se celebra un Cabildo General Extraordinario, en el que los cofrades acuerdan, por mayoría absoluta, la aprobación de unos nuevos Estatutos o Reglas, en los que, si bien se continúa con la tradición de hacer cofrades a los menores de 1 año, se establece la posibilidad de que puedan ingresar en ella los que superen dicha edad.

Las nuevas Reglas o Estatutos fueron aprobados por el Arzobispo de Oviedo don Jesús Sanz Montes, mediante Decreto de 25 de enero de 2013, erigiendo la Cofradía como Asociación Pública de Fieles. Se trata de una de las cofradías más antiguas de España.