Leopoldo Alas Ureña

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

(Redirigido desde Clarín)
Leopoldo Alas Ureña, Clarín
Aumentar
Leopoldo Alas Ureña, Clarín
Leopoldo Alas Ureña, Clarín. Escritor y catedrático universitario, 1852-1901.

Nació en Zamora el 25 de abril de 1852, aunque residió la mayor parte de su vida en Asturias (excepto el periodo que transcurrió en Madrid terminando sus estudios). Era hijo de Genaro Alas y Surez de la Vega y de la ilustre señora Leocadia Ureña.

Bajo las órdenes de José Posada Herrera fue gobernador civil de varias ciudades españolas. En 1854 Clarín se trasladó a León junto a su familia. En 1859, con tan sólo siete años gana su primer certamen literario, recibiendo por premio una banda de raso azul. Este mismo año la familia de Clarín se instala en Oviedo, a excepción de su padre. En 1863 inicia sus estudios de bachillerato, en las dependencias situadas en el edificio universitario, y allí conocerá al que se convertiría en su amigo íntimo Armando Palacio Valdés, a Tomás Tuero y a Pío González Rubín, formando los cuatro un bien avenido grupo de amigos. A esta temprana edad, Clarín escribe comedias que representan sus amigos, pero no se ha conservado ninguna de estas comedias de pubertad. En 1865 residió con su padre unos meses en Guadalajara. En 1868, año que estallará La Septembrina, Leopoldo Alas junto a sus amigos publican un periódico manuscrito donde Alas firmaba como Juan Ruiz, y que llevó por nombre La Instrucción. En el mismo año, y en la misma línea, Clarín escribe un "semanario" de ejemplar único con el nombre del seudónimo que utilizaba, Juan Ruiz. El 8 de mayo de 1869, termina el bachillerato de artes y en el mismo año, ingresa en la Universidad de Oviedo para estudiar Derecho, licenciándose en Derecho civil y canónico dos años después, gracias a un decreto que permitía realizar varios cursos en un solo año.

En 1871 Clarín se traslada a Madrid para ampliar sus estudios de Derecho, junto a sus tres inseparables amigos, con los cuáles, se instalará en una pensión de la calle Silva, compartiendo habitación con Tuero. En sus cursos universitarios en Madrid conoció a Nicolás Salmerón y Francisco Giner de los Ríos, los cuáles eran profesores de la Universidad de Madrid. La influencia que Salmerón y Giner de los Ríos habían recibido del pensamiento de Krause, fue transmitido a sus alumnos, impregnándose Leopoldo alas del krausismo que luego caracterizará a la Institución Libre de Enseñanza. El grupo de Clarín será muy activo en la vida social madrileña, haciéndose socios del Ateneo y asistiendo a distintas tertulias que se celebraban en la ciudad. En 1872 los cuatro amigos se lanzan a una nueva aventura periodística, creando el semanario Rabagás del que apenas si salieron tres números y que tenía como sede de la redacción la pensión de la calle Capellanes. El 11 de abril de 1875 Leopoldo Alas utiliza por primera vez el seudónimo de Clarín, al firmar una composición poética que salió publicada en El Solfeo.

Desde 1875, Clarín colabora regularmente con la prensa regional asturiana y con periódicos nacionales, redactando hasta el final de sus días una media de cuatro artículos semanales para distintas publicaciones. Entre las publicaciones en las que aparecieron sus escritos están Revista de Asturias, La Unión, La Ilustración Española y Americana y otros muchos. Sus críticas literarias y las reseñas que publicaba sobre novedades editoriales le hicieron situarse como referente crítico de la literatura española, siendo muchas las editoriales que lo utilizaban como filtro para saber que podía ser publicable y que no. Dos anécdotas reseñables en este sentido, por un lado Doña Emilia Pardo Bazán quien comentaba ante cualquier nueva publicación «ya veremos que dice Clarín». Por otra parte en el Epistolario de Clarín, su hijo Adolfo Alas relata como Unamuno, buscando una posible publicación, trataba de encontrar la aprobación de Clarín y le escribía largas cartas que a Clarín se le antojaban insufribles, y de las que Unamuno reconoció no haber recibido más de dos o tres respuestas.

En 1878 Leopoldo Alas leyó su tesis doctoral, dedicada a uno de sus profesores, Francisco Giner de los Ríos y titulada «El derecho y la moralidad». Este mismo año opositará a la cátedra de Economía Política de la Universidad de Salamanca, estando absolutamente convencido de haber logrado la plaza. Sin embargo, las críticas que había prodigado al Conde de Toreno, hicieron que éste favoreciese a Mantecón, en la promoción de la plaza, lo que hizo que Alas se quedase sin el deseado puesto.

Hacia 1880 Clarín empezará a dejarse influir por el naturalismo francés, considerándola una fuente estilística renovadora aunque no única. El naturalismo clariniano dista en parte del naturalismo de Zola, ya que para Clarín, no puede reducirse a un movimiento estético sino que es el complemento de un movimiento filosófico.

En 1881 realiza una recopilación de sus artículos y ensayos, prologado por José Echegaray, titulado «Solos de Clarín». Un año más tarde, se publica «La literatura de 1881», que se trata de una recopilación de artículos de crítica literaria redactados por Clarín y Palacio Valdés.

El 12 de Julio de 1882 fue nombrado catedrático de Elementos de Economía Política y Estadística en la Universidad de Salamanca. Sin embargo no duró más que ese curso en la cátedra que rápidamente cambió por la cátedra de Derecho romano de la Universidad de Oviedo. Este mismo año se casó con Onofre García Argüelles en La Laguna, (Asturias) en la capilla privada de la familia de su mujer.

A finales de 1882, el director del periódico El Día encarga a Clarín una serie de artículos sobre el estado político-económico del campo andaluz, motivo por el cual el matrimonio Alas recorrería el sur de la península entre finales de 1882 y los primeros meses de 1883, escribiendo sobre la sociedad anarquista secreta La mano negra.

Participó en la vida política de Oviedo siendo concejal por el partido republicano. Representante del naturalismo en España, además de colaborar con gran parte de la prensa escrita del momento, sus novelas y cuentos son paradigma de la literatura decimonónica española. Entre lo más granado de su obra cabe destacar la extensa novela de La Regenta, publicada en dos volúmenes (el primero publicado en 1884 y el segundo en 1885), el cuento ¡Adiós Cordera!, así como la novela Su único hijo en la cuál se critica la doble moral de las ciudades de provincias.

Fue uno de los políticos que promovió la construcción de un nuevo teatro para Oviedo que sustituyese a la bicentenaria Casa de Comedias, sugiriendo el nombre que recibe actualmente, Teatro Campoamor.

En 1892, debido a sus disputas literarias se bate en duelo a pistola en Madrid con el crítico cubano Emilio Bobadilla. Sus padrinos en tal suceso son Palacio Valdés y Tomás Tuero.

Hermano del también escritor y militar Jenaro Alas Ureña y padre del catedrático de letras Leopoldo Alas Argüelles. Un busto suyo fue ubicado en el Parque San Francisco en 1931.

Murió el 13 de junio de 1901, a consecuencia de una tuberculosis intestinal.

El 11 de enero de 1994 el Ayuntamiento de Oviedo decidió darle el nombre de Clarín al Parque ubicado en las inmediaciones del antiguo Estadio Carlos Tartiere, rodeado por las calles Ciriaco Miguel Vigil, Arturo Álvarez-Buylla y Guillermo Estrada.

Obra

Bibliografía