Carre√Īo

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Carre√Īo limita al Norte con el Concejo de Goz√≥n, al Sur con Gij√≥n, al Este con el Mar Cant√°brico y al Oeste con Corvera. Su capitalidad la ostenta la villa de Cand√°s desde finales del siglo XVIII.

El territorio del concejo est√° poblado desde √©pocas prehist√≥ricas, hall√°ndose en la Cueva Oscura de Perlora, pr√°cticamente derruida, restos de s√≠lex, un arp√≥n de hueso, restos de bisontes, toros salvajes, caballos y ciervos datados en el magdaleniense -13.000 A.C.-, que pueden visitarse en el Museo Arqueol√≥gico de Asturias. Son famosos los d√≥lmenes del Monte Areo, aproximadamente treinta y cinco t√ļmulos que vienen siendo estudiados por un equipo de la Universidad de Oviedo que los ha datado en diferentes √©pocas.

Se cree que los romanos se asentaron en esta zona entre el siglo I A.C. y el I D.C. construyendo una calzada en el Monte Areo, hoy pr√°cticamente desaparecida, que comunicaba Lugo de Llanera (Lucus Asturum) con la Campa Torres de Gij√≥n, una de sus zonas lim√≠trofes con el concejo de Gij√≥n, donde apareci√≥ un Ara Sestiana. Es posible asimismo que el Castillo o Torre de Yavio, en la localidad de Perlora, tuviese su origen en una base romana sobre la que posteriormente se levant√≥ el castillo del que tan s√≥lo nos queda una pared de una torre (hay constancia de que el siglo XVII a√ļn perviv√≠an las murallas). Tambi√©n se ha encontrado aqu√≠ el conocido tesoro de Coyanca, descubierto en 1961, entre el que se cuentan varias piezas de oro con las efigies de Ner√≥n, Vespasiano, Trajano y Adriano de los a√Īos 54 a 138 D.C. que pueden admirarse en el Museo Arqueol√≥gico de Asturias.

En el a√Īo 905 encontramos la primera referencia documental al nombre del concejo, Carrenio, en una donaci√≥n realizada por Alfonso III, el Magno a la Iglesia de San Salvador de Oviedo; se tiene constancia de una donaci√≥n de la villa de Cand√°s con las iglesias de San F√©lix y Santa Eulalia y en 921 Ordo√Īo dona la villa de Per√°n a la Iglesia de Oviedo, a la que el rey entrega tambi√©n en 1006 el monasterio de San Juan de Abo√Īo.

Durante los siglos XI y XII la diplom√°tica medieval sigue recogiendo nombres ligados a Carre√Īo que pertenec√≠a al territorio de Goz√≥n, a su vez alfoz de Avil√©s merced a un privilegio de Fernando IV. Desde el siglo XII y durante toda la Edad Media los puertos de Cand√°s y Entrellusa (la actual ciudad de Perlora) fueron los puertos balleneros m√°s importantes del Cant√°brico, y seguir√°n teniendo su importancia en la Edad Moderna y Contempor√°nea tras sufrir varias obras de ensanche y ampliaci√≥n ‚ÄĒlas √ļltimas en 1930 y 1957‚ÄĒ. Es en el siglo XIII cuando el concejo se organiza tal como lo conocemos hoy aunque quedando sometido a la Carta Puebla de Avil√©s: Alfonso XI de Castilla concedi√≥ el t√≠tulo de Muy Leal a Carre√Īo por su participaci√≥n bajo pend√≥n gijon√©s en la Batalla del Salado, librada en C√°diz en 1340, en la que fue derrotado el sult√°n de Marruecos Abu-I-Hasan; en este mismo siglo Carre√Īo acude con representaci√≥n propia a la Junta del Monasterio de la Vega en 1367 para jurar fidelidad a Pedro I y a√Īos despu√©s permaneci√≥ tambi√©n fiel a Enrique III frente a la revuelta del conde de Gij√≥n Alfonso Enr√≠quez.

En el Siglo XVI un grupo de balleneros candasinos encuentra en el mar de Irlanda el famoso Cristo de Cand√°s; es posible que la talla fuera de origen ingl√©s puesto que en aquella √©poca se produjo el cisma impulsado por Enrique VIII al que siguieron quemas de iglesias, persecuciones a cl√©rigos y en algunos lugares las im√°genes y reliquias fueron arrojadas al mar; la talla comenz√≥ a ser venerada, convirti√©ndose la capital de Carre√Īo en el segundo Santurio m√°s importante de Asturias despu√©s del de Covadonga. Tambi√©n en el siglo XVI se funda un hospital para los peregrinos de Santiago que se transformar√≠a dos siglos m√°s tarde en escuela.

En el siglo XVII Carre√Īo se constituye como Concejo independiente, siendo su primera capital Guimar√°n y posteriormente, en el a√Īo 1799, Cand√°s. Asimismo en esta √©poca se erige un templo m√°s grande para poder albergar la gran masa de peregrinos que acud√≠an a la villa de Cand√°s para venerar el Cristo. En este siglo se sit√ļa adem√°s la famosa leyenda del pleito de los delfines: los calderones devoraban toda la pesca y destrozaban las redes de los pescadores que no vieron otra soluci√≥n que poner una demanda que prosper√≥ ganando los candasinos el pleito; un notario se embarc√≥ entonces y ley√≥ a los cet√°ceos la sentencia seg√ļn la cual deb√≠an abandonar las aguas de Cand√°s, que √©stos acataron.

Durante la Guerra de la Independencia Carre√Īo y el vecino Goz√≥n fueron los primeros municipios en levantarse contra los franceses durante la Guerra de la Independencia, cre√°ndose el grupo de ‚Äúcazadores de monta√Īa de Carre√Īo y Goz√≥n‚ÄĚ que intervino en las batallas de Raspald√≠n, Zamora, Columbres y Alba de Tormes‚ÄĚ. Fue en el siglo XIX, 1840, cuando tuvo lugar la mayor tragedia acaecida en Carre√Īo: una fuerte galerna ahog√≥ a noventa marineros candasinos.

Durante el siglo XX Carre√Īo comenz√≥ a desarrollar una importante actividad industrial al iniciarse la explotaci√≥n de varias minas de hierro y mineral y abrirse varias f√°bricas de conservas que lo han hecho famoso como La Invencible, B. Alfageme, Ojeda, La Flor, Portante, El Arca de Noe, La Estrella, Ortiz, Conservas Calvo, Conservas Remo‚Ķ &c.

Bibliografía