Campillín

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Mapa de Campillín


Ver mapa m√°s grande



Plano de los Jardines del Campillín


Parque de la ciudad espa√Īola de Oviedo, capital de la Comunidad Aut√≥noma del Principado de Asturias.

Este lugar, por donde antiguamente entraban los peregrinos jacobeos a la ciudad, fue conocido primeramente como Campo de los Herreros, generaliz√°ndose desde los inicios del siglo XVIII el nombre de Campill√≠n. As√≠, como recoge Jos√© Tolivar Faes en Nombres y cosas de las calles de Oviedo (ed. Excmo. Ayuntamiento de Oviedo, Oviedo 1992, p√°g. 128), el Ayuntamiento de Oviedo dice el 5 de septiembre de 1731 que el lugar conveniente para trasladar el horno de la Plaza, a espaldas de la Calle del Matadero ‚ÄĒactual Calle Marqu√©s de Gasta√Īaga‚ÄĒ, es el punto llamado Campill√≠n, el sitio de los herreros. La denominaci√≥n sitio o prado de los herreros es mucho m√°s antigua, apareciendo ya en un documento de 16 de octubre de 1346.

El Campill√≠n era un prado delimitado por la Calle de la Luneta ‚ÄĒhoy incluida en Arzobispo Guisasola‚ÄĒ, la Calle Arzobispo Guisasola, Calle Marqu√©s de Gasta√Īaga y Plaza Santo Domingo por su borde inferior. Algunos documentos se refieren a √©l como Calle de los √°ngeles por atr√°s. Un pedrera lo atravesaba desde la Calle Luneta a Marqu√©s de Gasta√Īaga, culminando en unos escalones de piedra sobre los que el siglo XIX se vend√≠an hortalizas. Otra pedrera marchaba por detr√°s de las casas de la Plaza Santo Domingo desembocando en la carretera del mismo nombre, hoy llamada Calle Padre Su√°rez, a trav√©s de una angosta calleja.

El 21 de enero de 1829 el Ayuntamiento de Oviedo mandó cerrar los portales del Campillín al convertirse en lugar habitual para el ejercicio de la prostitución.

Aqu√≠ vivi√≥ en la primera mitad del siglo XIX Benito P√©rez ‚Äúel bot√°nico‚ÄĚ, citado por Th√©ophile Roussel en su Tratado de la Pelagra (Trait√© de la pellagre et des pseudo-pellagres, Par√≠s 1866), un reputado m√©dico, farmac√©utico y naturalista. Este personaje, de costumbres extravagantes puso en una ocasi√≥n un cartel en el Campill√≠n en el que se pod√≠a leer ‚ÄúBarrio de quien tiene, come‚ÄĚ. En ese momento se levantaba en el Campill√≠n un barrio formado por la parte posterior de las casas de la Plaza de Santo Domingo.

Este lugar alojaba el rastro que, con la Guerra Civil, dej√≥ de celebrarse puesto que el Campill√≠n qued√≥ totalmente devastado. Posteriormente se llevaron a cabo las obras de reconstrucci√≥n que hicieron definitiva su conversi√≥n en jard√≠n donde a√ļn hoy d√≠a es ocupado por los puestos del rastro todos los domingos.

En la parte alta del parque, próxima a la Calle Campomanes, nació el escritor Ramón Pérez de Ayala, a quien se dedicó un monolito con motivo del primer centenario de su nacimiento en 1980. El principal paseo del Campillín lleva desde 1986 el nombre de Antonio García Oliveros.