Calle Tenderina Alta

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Una de las avenidas más amplias de la ciudad española de Oviedo.

Constituye el primer tramo de la Carretera de Santander. Arranca de la Plaza Campo de los Patos, donde aportan Calle Adelantado de la Florida por el Norte, Calle Azcárraga por el Oeste, Calle Postigo Alto por el Suroeste y la Ronda Sur o Ronda de Circunvalación por el Sur; discurre hacia el Este continuándose insensiblemente con la Calle Tenderina Baja a partir aproximadamente de la intersección con la Calle Río Caudal y la Calle de la Ronda. Paralela a ella, por su acera derecha en dirección a Tenderina Baja (acera Sur), avanza la Avenida de Torrelavega con la que está conectada por Calle Rafael María de Labra, Calle Comandante Janariz y la Calle de la Ronda, respectivamente y de forma sucesiva.

La referencia más antigua que se conoce a la Tenderina es un documento fechado en 1681 en el que se refiere que para prevenir una posible epidemia de peste se dispusieron guardias en varios puntos de acceso a la ciudad y entre ellos en las casas de la Tenderina. El 26 de octubre de 1731 el Ayuntamiento de Oviedo dispuso el arreglo de varias calzadas, beneficiándose de la intervención la calle que nos ocupa. En 1782 se realizó una nueva obra en la zona, promovida por el regidor perpetuo de Oviedo José Gabriel Fernández Cueto; fue entonces cuando se erigieron los famosos canapés de la Tenderina, que sirven para delimitar la Alta de la Baja, de los que se conservaron restos hasta el último ensanche.

Hasta bien entrado el siglo XIX la Tenderina tuvo carácter rural, siendo la Calle un paseo. Las transformaciones socioeconómicas del periodo siguiente, hasta la Guerra Civil, lo transformarían en una zona netamente urbana, pero sucia y angosta. Durante el sitio de Oviedo fue la primera línea de combate, quedando su acera derecha completamente destruida.

Bibliografía